El precio de la principal criptomoneda rompió el soporte de los 40.000 dólares el lunes por algunos minutos, pero volvió a situarse en el rango de los 43.000 al día siguiente.

Esta caída pudo haber sido producto de la especulación de los datos de inflación de Estados Unidos, tal como ya pasó el mes anterior. Es que el mercado se adelanta frente al peor escenario posible, y luego de que salen los resultados reales al ya estar descontada la noticia en el precio (y al encontrarse en un soporte importante), el BTC rebota con fuerza.

Desde el punto de vista técnico, primero debe quebrar y mantenerse sobre los 46.000 dólares para hablar de un "reversal" y luego debería superar con fuerza los 53.000 para retomar el sendero alcista.