Volver al inicio
Cryptokitties no está solo: La fiebre de los tokens no fungibles
7/8/18

En nuestro post anterior estuvimos analizando el potencial disruptivo de los tokens no fungibles en la industria de los videojuegos. Hoy, en cambio, nos vamos a enfocar en los diferentes proyectos que ya están utilizando esta tecnología. Los hay de todo tipo: serios, bizarros y de dudosa procedencia.

Sin embargo, vale la pena revisar cada uno ya que nos puede dar una idea de hacia dónde se dirige esta naciente “industria".

Revisemos, entonces, los proyectos que usan el protocolo ERC 721.

Cryptokitties

Crypto Kitties

Es sin duda el juego más conocido y que, incluso, llegó a la prensa mainstream. Cada token representa un gato adorable con características únicas: colores de pelo, forma de los ojos, tipo de pelo, etc. Son coleccionables y se pueden “criar”; dos token se “mezclan” y dan origen a uno nuevo con nuevas características heredadas de sus “padres”.

El año pasado, la fiebre por los cripto gatos fue tan grande que casi hace colapsar la red de Ethereum. Aunque se llegó a vender uno por $140 mil dólares, hoy están a la baja. El juego se usa muy poco y los intercambios cayeron casi un 99%.

Sin embargo, el impacto fue el suficiente para que varios proyectos copien el modelo.

Decentraland

Decentraland

Tal vez, una de las plataformas con más proyección y seriedad del “espacio” no fungible. En este caso cada token representa un terreno en una ciudad de realidad virtual: Genesis City. Estos a su vez se compran con Maná, la moneda interna de Decentraland.

Tuvo una preventa exitosa y se espera que pronto esté disponible a todos los que quieran acercarse, según afirmaron en su roadmap. Es la primera plataforma descentralizada en cruzar realidad virtual y negocio inmobiliario.

Etheremon

Etheremon

Es un juego muy similar a Criptokitties pero que en vez de coleccionar gatos, cada jugador junta monstruos estilo Pokémon. De ahí el nombre. Y como pueden imaginarse, no solo le pidieron prestado el nombre a la famosa franquicia Japonesa. Por ahora, los monstruos pueden subir de nivel y luchar entre sí.

Etheremon anunció que se va a integrar con Decentraland; de concretarse esto, será posible luchar con monstruos no fungibles en gimnasios de realidad virtual.

Gods Unchained

Gods Unchained

Basado en el exitoso videojuego de cartas digitales coleccionables Hearthstone —que a su vez está basado en Magic: El encuentro—, este proyecto busca unir dicho género con la tecnología blockchain.En este caso, cada token representa una carta que se utiliza para jugar, coleccionar y cambiar.

Gods Unchained espera de esta forma darle vida al intercambio digital de cartas entre jugadores, emulando el mercado secundario que existe, por ejemplo, en Magic; donde una carta puede llegar a venderse por $87 mil dólares. El intercambio de cartas entre jugadores no exite en Hearthstone, cada una está confinada a su respectivo dueño.

Ahora mismo el juego está en fase de preventa y ofrece como atractivo cartas únicas. Al cierre de este artículo, Hyperion, una carta que sólo se publicará una vez, se subastó por 146 ETH, convirtiéndola en la segunda carta coleccionable más cara del planeta después del legendario Black Lotus de Magic.

Crypto Strikers

Crypto Strikers

Tal vez el proyecto más dudoso de todos los mencionados. En este caso, cada token representa una figurita coleccionable de un jugador de fútbol. Es claro que el juego intentó subirse a la ola del mundial, pero lo logró con moderado éxito. Intenta trasladar el mundo de los álbumes de figuritas al mundo digital.

Mención de Honor: Rare Pepes

Rare Pepes: Lord Kek

Si bien este proyecto no usa la blockchain de Ethereum sino la de Bitcoin merece una mención especial por ser uno de los primeros en crear la idea de coleccionables digitales. Son cartas sin ningún uso más que la colección, basados en el popular meme Pepe the Frog del foro 4chan. Quizá la mejor forma de entenderlos es como obras de arte.Tienen la comunidad más activa de todos los proyectos y se llegó a vender uno por $21 mil dólares. Se intercambian todos los días, tienen su propia moneda (Pepecash) y sus propia wallet (Pepe Wallet).

Así cerramos esta lista de los proyectos digitales actuales basados en blockchain. Sólo el tiempo determinará el destino de estos proyectos y su impacto. Mientras tanto seguiremos quemando nuestros tokens para conseguir estos coleccionables.