Volver al inicio
El fantasma de la regulación ataca de nuevo

El fantasma de la regulación ataca de nuevo

Jack Weinstein, juez distrital de Nueva York, respaldó a la comisión de comercio de futuros de productos básicos CFTC, por su sigla en inglés, que definió las criptomonedas como commodities o productos básicos.

Santiago Juarros
‍‍Head of Marketing
El fantasma de la regulación ataca de nuevo
9/3/18

Esta es la primera vez que un juez respalda la decisión de la CTFC de tratar a las criptomonedas como commodities.

La comisión llevó a juicio al operador de criptomonedas Patrick Kerry Mc Donnell por supuesta defraudación. El juez Weinstein reveló a través de un memorándum que:

“Las monedas virtuales se pueden regular por la CFTC como un commoditie”.

Pese a que es la primera vez que un juez sienta un antecedente sobre un caso que involucra a la comisión, esta ya había tomado medidas similares años atrás.

En 2015 intimó a la empresa Coinflip Inc. de San Francisco a que cese sus actividades de ventas de contratos a futuro. Por ese entonces la comisión evaluó que esas transacciones, pese a hacerse en criptomonedas, tenían la misma naturaleza que los contratos a futuros de otros productos básicos.

Dictaminó por entonces que la operación estaba sujeta a la definición de la Ley de Intercambio de Commoditiespromulgada en 1936. Evaluó que no había diferencia entre un contrato de futuros de Bitcoins, o de soja.

Bitcoin como commodity

En ese sentido el martes pasado el juez reiteró que:

“Las monedas virtuales son bienes intercambiables en el mercado por un valor y cualidad uniforme… Eso los deja en la condición de commodity”.

Con esto, la justicia sienta jurisprudencia sobre la naturaleza de los contratos en criptomonedas y abre una puerta a una posible regulación más estricta del mercado.

Unos de los problemas sobre el cual el documento también dió definiciones es sobre la autoridad, o falta de ella, de la CTFC para regular sobre algunas operaciones en criptomonedas. Este debate existe dada la ausencia de una ley federal en Estados Unidos que regule esa actividad.

Otro problema sobre el cual el juez se expidió es si las leyes vigentes le permiten a la CTFC:“Ejercer su jurisdicción sobre fraudes que no involucran directamente la venta de futuros o contratos derivados”.

En los dos casos el juez Weinstein definió por la afirmativa. Esto significa que el caso va a avanzar sobre el acusado. También es una ratificación de la jurisdicción de la CTFC.

Como sigue el caso

El juez dispuso, además, una medida cautelar que le prohíbe al demandado involucrarse en inversiones de criptomonedas mientras se desarrolle el juicio.Esta decisión fortalece la iniciativa que la CTFC despegó este año para enfrentar empresas de criptomonedas que se dediquen a estafar inversores.

Las posibilidades que se abren después de esta resolución son muchas. Existen posiciones encontradas respecto de si el mercado de las criptomonedas debería o no ser regulado, además de la discusión de quién debería hacerlo.

Fuente: Coindesk