Volver al inicio
Libra: cinco claves para entender la criptomoneda de Facebook
15/10/19

Facebook, esta semana, hizo público el proyecto para crear su propia criptomoneda, que tiene como objetivo alcanzar al sector no bancarizado de la población y facilitar las transferencias internacionales a bajo costo. De esta forma el gigante de California se lanza de lleno en el segmento fintech apalancado en la tecnología financiera más disruptiva de la última década: blockchain. El proyecto de Facebook significa un respaldo total y despeja muchas dudas acerca del impacto de esta tecnología.En este sentido, Sebastián Serrano CEO de Ripio dijo: “Estamos entrando en una nueva etapa en la que los privados empiezan a construir alternativas a las monedas de los estados, digitales y totalmente globales. Aunque también destacó que por otro lado esto “le da muchísimo poder a las corporaciones por sobre los estados” lo cual puede ser un núcleo de disputas y conflictos futuros.Por eso, preparamos este resumen con los puntos más destacados del proyecto para que puedas sacar tus propias conclusiones..

1. Es una criptomoneda de baja volatilidad

Facebook anunció que lanzará en 2020 Libra, su propia criptomoneda de “baja volatilidad”. Va a funcionar sobre una red propia, capaz de ejecutar contratos inteligentes. Está diseñada para ser “segura, escalable y confiable”. La asociación espera atacar dos problemas con esta criptomoneda: bancarizar a los marginados del sistema financiero y facilitar las transferencias globales a muy bajo costo.

2. Está guiada por una asociación sin fines de lucro

Libra está guiada por una asociación sin fines de lucro, con base en Ginebra, Suiza. Y, eventualmente, llegará a estar distribuida en cada país de los 100 miembros fundadores. Entre estos se encuentran Über, Paypal, Visa, Mastercard, Ebay, el local Mercado Pago y el inversor de riesgo de Silicon Valley Andreessen Horowitz entre otros. Ningún miembro tendrá control de más del 1% de la red según afirmó la asociación.

3. Planea convertirse en una red pública

Libra, por ahora, consiste en una red blockchain privada a la que sólo los miembros fundadores tienen acceso. Pero existen planes para que se transforme en una red pública con el paso del tiempo, en consonancia con la idea de que “ningún miembro pueda de forma unilateral cambiar las reglas de la red”. La asociación sostiene que si su objetivo es que Libra funcione como un “servicio público” entonces la red tiene que ser, eventualmente, pública.

4. Sus transacciones son pseudo anónimas

Cómo la mayoría de las criptomonedas las transacciones serán pseudo anónimas. Es decir que la cantidad, la hora de la transacción y las direcciones públicas serán visibles sólo para miembros de la red. Además, la asociación dijo que no guardará información personal de la gente que usa la red. Otros productos como billeteras digitales con servicios de custodia podrán realizar transacciones “off chain” y es muy probable que requieran a los usuarios validar su identidad.

5. Tiene reservas en monedas fiduciarias

Las reservas que respaldan a Libra consistirán en una colección de activos de "baja volatilidad" como depósitos bancarios y valores gubernamentales en divisas de bancos centrales como dólar, libras esterlinas, euros y Yenes. Libra "no está vinculado a una moneda única y no tiene un valor fijo en ninguna moneda del mundo".