Volver al inicio
Qué es una ICO
29/6/18

Un ICO o Initial Coin Offering es un sistema para financiar un proyecto con criptomonedas o tokens que se volvió muy popular en 2017. Es un método similar al crowfunding en el cual los creyentes del proyecto pueden acceder al token en una pre-venta.

El nombre surge de las IPO que son las ofertas públicas que hacen las empresas para vender sus acciones antes de salir a cotizar en la bolsa. En este proceso la empresa pone un precio inicial a sus acciones, busca inversores y luego sale al mercado de capitales. De esta forma las acciones tienen un precio anterior que sirve de “guía” al mercado.

El proceso de una ICO es bastante similar. Cada proyecto lanza una oferta inicial de tokens para que lo puedan comprar todos los interesados en el proyecto, con ese dinero luego financian las diferentes etapas del mismo.

La gran diferencia es que las ICO no están sujeta a las estrictas leyes regulatorias de los mercados de capitales y cualquier persona puede comprar tokens.

Qé es y cómo Funcionan las ICO (Initial Coin Offering)

En general todos los proyectos siguen el mismo camino. En la fase inicial el equipo pone a disposición del público un whitepaper (un documento guía) donde se especifican todas las etapas del proyecto hasta su conclusión.

Además establece la cantidad de tokens que van a salir a preventa, cuantos van a quedar en manos del equipo que lidera el proyecto y cuántos se van a vender una vez que el proyecto sea lanzado.

Luego empieza la fase de pre venta. Cada inversor del proyecto compra cierta cantidad de tokens . El principal incentivo para comprar es que si el proyecto funciona, el valor de cada token va a subir.

A diferencia del crowdfunding tradicional dónde se paga por un producto, en las ofertas iniciales de criptos lo que se busca es un rédito económico.La ICO más exitosa hasta el momento es Ethereum, la plataforma de contratos inteligentes. En 2014 el proyecto anunció su ICO y juntó 18 millones en bitcoins a $0.40 dólar por ether, su token. El proyecto salió a la luz en 2015 y en 2016 cada Ether ya estaba cotizaba $14 dólares. Hoy ronda los $450 dólares.

A partir del éxito de Ethereum, un montón de proyectos diferentes surgieron en el ecosistema cripto hasta llegar al boom del año pasado.

ICOs, regulación y estafas

Pero no todo lo que brilla es oro. Más arriba afirmamos que parte del éxito de las ICO reside en la capacidad de sortear los estrictos controles del mercado financiero.

Pero, a veces, lo que te fortalece también te mata.

Las ICO son un terreno fértil para proyectos de muy amplia variedad y dudosa seriedad. Como suele suceder en estos momentos de euforia colectiva, un montón de personas intentan subirse a la ola y aprovechar la euforia del mercado. Por eso aunque existen ICOs interesantes y respaldados por empresas de trayectoria también está lleno de proyectos inviables, algunos que ya murieron y otros que son simplemente estafas.

La gran pregunta que abren las ICO es cómo hacer para distinguir los proyectos serios de los inviables o las estafas. Responder esta pregunta no es trivial, dado que un montón de gente se lanzó a poner dinero en estos proyectos esperando volverse millonario de un día al otro.

La realidad es que no tenemos un criterio a priori que nos ayude a distinguir entre proyectos factibles o quimeras. Pero si revisamos los datos de lo que ya funcionó y lo que no, nos puede servir para guiarnos en lo que viene.

Cuál es el porcentaje de ICO exitosas

Sólo el 4% de las ICO que juntaron entre $50-100 millones de dólares durante su período de pre venta, son proyectos viables o que tienen potencial, según consigna una investigación publicada en Bloomberg. El porcentaje restante se divide entre proyectos abandonados, fallidos y estafas.

Esta investigación considera exitosos a los proyectos que no sólo lograron lanzar el token sino que además lograron que el mismo se intercambie en un exchange. Esto no es arbitrario ya que para que un token sea listado en un exchange, como Bitfinex o Binance, se lleva adelante una auditoría sobre el código para identificar si son proyectos serios o no.

Las ICO tienen varios problemas. Muchas se lanzan sin que exista una necesidad real de emitir un token específico, otras tienen equipos inexpertos en la tecnología blockchain y por último algunas sólo se lanzan para aprovecharse de usuarios sin información.

Por eso una manera muy sencilla de resguardarse de estafas es investigar antes de poner dinero en una ICO: averiguar quienes están a cargo del proyecto, si tienen experiencia o no en blockchain y ver si cuentan con respaldo de gente respetada en el mundo de los negocios.

Espero que este pequeño artículo les sirva de guía en el fascinante pero complejo mundo de las ICO.


Fuente: Bloomberg