Volver al inicio
CBU y CVU, ¿qué son y cuáles son sus diferencias?
28/7/22

CBU y CVU, ¿son lo mismo? ¿Habrá sido un error al pasar los datos para la transferencia? Nada de eso: la Clave Bancaria Uniforme o CBU y la Clave Virtual Uniforme o CVU son dos indicadores similares en cuanto a sus características y a que ambos identifican cuentas con saldo en dinero, pero cada uno tiene su uso específico.

Qué es la CBU o Clave Bancaria Uniforme

La Clave Bancaria Uniforme es un código único que permite identificar como única cada cuenta de la banca tradicional. Se compone de 22 dígitos que ofrecen información como el tipo de cuenta, su número, el banco responsable y la sucursal donde está radicada. Esta clave es fundamental para recibir dinero, depositarlo, transferirlo y programar débitos automáticos para pagos de servicios o impuestos.

Para qué sirve la CBU

La principal utilidad de la CBU es identificar y diferenciar las cuentas, facilitando la gestión entre cuentas propias o con cuentas ajenas. Sin identificadores como la CBU, no funcionarían tampoco algunos medios de pago electrónicos que necesitan esa información para realizar las operaciones.

Cómo obtener la CBU

Quien desconozca su CBU la puede averiguar al acceder a la cuenta vía homebanking, por cajeros automáticos con la tarjeta de crédito o débito, o mediante atención presencial en sucursales del banco.

Diferencias entre CBU y número de cuenta

Si bien existe una confusión al respecto, la CBU y el número de cuenta no son lo mismo. El número de cuenta suelto es un indicador interno de la sucursal bancaria. En cambio, la CBU incluye el número de cuenta pero además información contextual de esa cuenta que es muy importante para poder usarla para recibir o realizar pagos y transferencias, por ejemplo, como su tipo, la sucursal de origen y el banco responsable.

Qué es la CVU o Clave Virtual Uniforme

La Clave Virtual Uniforme es un código que también tiene 22 dígitos y también es único, como la CBU, pero que funciona como identificador para cuentas virtuales que pueden o no depender de una institución bancaria, como las billeteras virtuales de las apps y otros proveedores de servicios de pago (PSP). A esas cuentas, tener una CVU les permite transferir dinero o realizar pagos desde billeteras virtuales, tarjetas prepagas y servicios similares.

Para qué se usan las CVU

Las CVU ofrecen usos más amplios que las CBU, ya que permiten la interoperabilidad de las personas que usan servicios de pagos alternativos a la banca tradicional, tanto entre sí como en sus operaciones con el sistema bancario y el mercado financiero. Esto significa que quienes no tienen cuenta bancaria pero usan PSPs pueden recibir o hacer pagos electrónicos desde esas apps con personas que tengan o no cuenta bancaria, lo que aumenta la inclusión financiera.

Cómo obtener una CVU

Las Claves Virtuales Uniformes se consiguen directamente con los proveedores de servicios de pago y otras entidades financieras no bancarias. En general, el número de CVU se puede consultar desde la app del servicio, o en la información de perfil.

Diferencias entre CBU y CVU

Para resumir, la principal diferencia entre una Clave Bancaria Uniforme y una Clave Virtual Uniforme es que la CBU es exclusiva del sistema de cuentas bancarias tradicional, mientras que la CVU funciona para cuentas virtuales en proveedores de pagos, billeteras electrónicas, tarjetas prepagas y otros instrumentos de ese estilo.

Por otro lado, aunque ambas tienen 22 dígitos, la CBU se integra por códigos que identifican el banco, la sucursal, el número y el tipo de cuenta; mientras que en la CVU los primeros 8 dígitos indican el proveedor de servicios pago, y los últimos 14 el número de cuenta o usuario.

En cuanto a las operaciones, entre CBU y CVU se puede enviar dinero del mismo modo, pero las posibilidades son diferentes. Una CVU no es válida para pedir préstamos en bancos, aunque algunos proveedores de pago tienen sus propios sistemas de crédito. Tampoco es posible enviar dinero a una CVU desde un cajero automático.