Volver al inicio
Move-to-Earn: quien quiera tokens, que se mueva
10/8/22

La idea de dar incentivos económicos a los usuarios de apps cobró gran visibilidad sobre todo con la movida de videojuegos play-to-earn, que recompensan a sus jugadores con tokens por el tiempo, el esfuerzo y la creatividad invertidos en ellos. La nueva tendencia colectora de esa movida son las apps move-to-earn, un sistema que invita a hacer deporte, entrenar o caminar a cambio de cripto, en el intento de inspirar estilos de vida más saludables, luchar contra el cambio climático y aumentar la adopción de las dapps y otras herramientas de la web3.

Qué es move-to-earn

Se llama move-to-earn ("moverse para ganar") o FitFi (fitness + finanzas) al ecosistema de apps que recompensan a sus usuarios con tokens por hacer ejercicio o desplazarse. A diferencia de los juegos play-to-earn, acá no se debe pasar niveles, derrotar enemigos o mantener granjas, sino acciones que van de hacer una caminata o correr cierta distancia en determinado tiempo a completar una coreografía de baile o secuencia de gimnasia.

Las apps move-to-earn generan una experiencia gamificada alrededor de la actividad física, con un sistema de premios, incentivos y niveles de usuario. Para lograrlo, combinan la tokenización cripto con actividades deportivas o aeróbicas, y para ello se valen de smartphones y otros dispositivos móviles para incorporar el GPS y la realidad aumentada.

Algunas de estas aplicaciones FitFi son descentralizadas: son dapps web3 que incluso tienen tokens de gobernanza y han generado DAOs a su alrededor. Mientras que otras son proyectos de apps tradicionales centralizadas. Al margen de eso, algunas se pueden usar de forma gratuita, como un tracker de entrenamiento que mide distancias y tiempos.

Cómo se gana en los move-to-earn

Para acceder a la parte "to-earn" de la propuesta FitFi, es necesario adquirir algún tipo de entrenador o equipamiento NFT. En algunos casos se deben comprar zapatillas para poder colectar tokens por el entrenamiento (como los axies de Axie Infinity permiten ganar SLP), y en otros hay que hacerse de un entrenador NFT. Cualquiera sea el caso, estos NFT están graduados: a mayor calidad de zapatillas o personal trainer digital, más tiempo hay disponible, se destraban nuevas actividades y es posible recolectar más tokens.

Estas criptos obtenidas se pueden reinvertir en la plataforma para conseguir mejores zapatillas, entrenadores o cualquiera sea el NFT necesario para monetizar. También hay algunas apps que permiten hacer staking. Y la mayoría de los tokens además se pueden tradear por otras criptomonedas en todo tipo de exchanges y dexes.

Move-to-Earn: quien quiera tokens, que se mueva

Cómo funcionan los move-to-earn

La premisa de las apps move-to-earn es muy simple: cuanto más ejercicio se hace, más tokens se reciben. Para revisar ese esfuerzo, estas plataformas se valen del GPS de los teléfonos móviles (para casos de caminatas, trotes y corridas) o de la cámara y los servicios de realidad aumentada (para coreografías o secuencias de gimnasia).

La combinación de ejercicios más un dispositivo y premios en criptomonedas dan la sensación de estar "jugando" a caminar o a hacer deporte. De forma muy simpática, algunos proyectos adaptaron el concepto de "proof of work" de la minería de Bitcoin al de "proof of workout": una prueba de ejercicio o entrenamiento por la que se recibe un incentivo en tokens.

La tecnología de los move-to-earn combina en algunos casos una ingeniería cripto basada en blockchain y los conceptos de las dapps y la web3, sumando el uso de tokens tanto fungibles (con los que pagan incentivos) como no fungibles (entrenadores, indumentaria, elementos, gimnasios), y de tecnologías propias de los dispositivos modernos, como el GPS, la realidad virtual (VR) y la realidad aumentada (AR).

Stepn y los que corren de atrás

El concepto move-to-earn empezó a levantar vuelo hace aproximadamente un año, con el caso de éxito de Stepn, una dapp basada en la red de Solana que recientemente superó el millón de usuarios mensuales. Stepn es free-to-play en su versión básica, pero requiere de la compra de un trainer y unas zapatillas NFT para empezar la monetización.

Estos entrenadores indican la rutina o el ejercicio del día y sus particularidades, como el tiempo máximo para realizarlo. A cambio de completar esas tareas, Stepn entrega GST o Green Satoshi Token, un token que se acredita en la wallet interna del juego o en la que el usuario conecte.

Para los casos de propuestas move-to-earn provenientes de dapps, como Stepn, es necesario contar con una wallet web3 como Ripio Portal, que permita conectarse al juego o la plataforma, gestionar los NFT y los tokens recibidos como recompensa.

Otros casos de uso

  • MetaGym permite hacer ejercicio en el metaverso, con un avatar digital al que se le monitorean las pulsaciones, el ritmo respiratorio y cardíaco y otros marcadores vitales. Por las tareas realizadas con el avatar, como desafíos de respiración, rutinas de ejercicios o running de resistencia, se ganan tokens.
  • Dotmoovs se vale de las funciones de realidad aumentada para completar el espacio real con un entorno digital. Se basa en acciones más específicas, como destrezas de fútbol freestyle o de baile, que son analizados por una inteligencia artifical y recompensados con el token MOOV.
  • Calo ofrece una experiencia integral que llama la atención sobre el balance de una nutrición responsable en paralelo al ejercicio. También funciona a partir de zapatillas NFT con las que se accede a distintos ejercicios para ganar el token CALO, que dentro de la app se puede reinvertir en la compra de equipamiento fitness, nuevos programas de entrenamiento o mejores planes de nutrición.