Volver al inicio
Dapps, el software descentralizado

Las criptomonedas y los tokens no son las únicas herramientas cripto. Las tecnologías blockchain permiten crear todo tipo de desarrollos informáticos, entre ellos la clase de software típica del ecosistema cripto: las dapps o aplicaciones descentralizadas, que son similares a las apps tradicionales aunque funcionan de forma descentralizada y suelen poner en foco las posibilidades del usuario, más que en el modelo de negocio de la empresa que las crea. En consonancia con la filosofía cripto, su funcionamiento busca ser más seguro, privado, directo y transparente para los usuarios.

Las dapps operan sobre blockchains, y se valen de sus sistemas de validación de identidad y propiedad típicos, como los protocolos de consenso o el uso de direcciones y claves cripto. Los proyectos más grandes tienen su propia red, mientras que otros productos y servicios web3 emergentes funcionan sobre alguna blockchain de base, como Ethereum, Solana, Fantom o Polygon, entre muchas otras.

Estas dapps se suman en la web3 a los proyectos cripto dedicados, como criptomonedas y tokens, protocolos DeFi, agregadores de liquidez, exchanges descentralizados, colecciones de NFT, experiencias de metaverso, juegos play-to-earn y sistemas tokenizados.

Beneficios de las apps descentralizadas

En primer lugar, la mayoría de los proyectos son de código abierto y tienen un whitepaper, un documento que explica qué son, para qué sirven y cómo funcionan. Además, las blockchains son trazables: registran datos mínimos pero que son muy útiles para obtener información sobre el estado de un token o un proyecto cripto, mediante una búsqueda muy simple en exploradores como EtherScan. Esta trazabilidad implica que se puede seguir el movimiento de un criptoactivo o acceder a los "libros abiertos" de muchos servicios de la web3.

Mientras que el software estándar es creado y controlado por una empresa o entidad, una "autoridad central" que puede cambiar sus términos y condiciones en cualquier momento, en las dapps gran parte del proceso está a la vista, es abierto. No se necesita confiar ciegamente en las personas e instituciones, y de hecho estas apps se pueden auditar ya que su código abierto está disponible al público para saber cómo funcionan y qué hacen con los datos de usuarios.

Por otro lado, muchas dapps agregan una capa de descentralización al darles propiedad y autoridad a sus usuarios sobre el contenido que producen y el software que usan. Y lo hacen de distintas formas:

  • Integrando y atendiendo a sus comunidades
  • Regalándoles tokens en la forma de airdrops
  • Facilitando que sus usuarios moneticen su tiempo o contenidos en la plataforma
  • Generando votaciones en base a tokens de gobernanza

Además, desde el punto de vista de desarrolladores, empresas y entusiastas, poder crear software que corre sobre cadenas de bloques abre un mundo de oportunidades.

reward 0%