Volver al inicio
Brave, un navegador ideal para la web3
21/4/22

La web3 está integrada por muchísimas herramientas descentralizadas que permiten encarar el flujo de información y de utilidades que funcionan online de otra forma, con el centro en el usuario. Para acceder a ellas del mejor modo hace falta un browser capaz de interactuar con dapps de forma simple, pero que también pueda ofrecer una navegación privada y segura. Y para todo eso hay una opción perfecta: Brave.

Qué es Brave

Brave es un navegador web disponible para sistemas operativos Windows, macOS, Linux, Android e iOS. Se distribuye desde 2019 y es obra de una compañía creada en 2016 por Brendan Eich, cofundador de Mozilla y creador de JavaScript.

Brave se hizo conocido por su sistema de publicidades y recompensas. Por un lado, bloquea los avisos y frena los rastreadores que analizan qué hace un usuario en internet para saber qué productos ofrecerle. Gracias a esto, la navegación en Brave resulta más rápida, liviana y privada.

Por otro lado, el navegador ofrece la posibilidad de ver voluntariamente publicidades a cambio de recompensas en su propio token: Basic Attention Token o BAT, una de las criptos que podés conseguir en Ripio. Esos avisos y tokens son centrales en el modelo económico que propone Brave para la publicidad online.

Brave funciona con código abierto basado en Chromium, el mismo del Chrome de Google, por lo que la adaptación es súper sencilla. Aunque el enfoque es distinto: Brave busca "devolverle el poder al usuario" al darle mayor velocidad, seguridad y privacidad al navegar, ofreciendo en general una experiencia más limpia y directa de lo que es internet.

Brave, un navegador ideal para la web3

Brave y la web3

Pero donde brilla Brave es cuando se lo utiliza en el conjunto de aplicaciones descentralizadas, servicios cripto y herramientas blockchain conocido como web3. Es que Brave directamente está diseñado para ese uso, y hasta tiene una wallet integrada desde donde operar con criptomonedas. Y al bloquear las publicidades y los rastreadores, realza la experiencia privada y segura de operar con cripto.

Brave se vuelve una opción firme en la web3 porque se alinea a la promesa de una internet más transparente y descentralizada, que no está intervenida por los intereses de empresas, de medios ni de gobiernos, y donde los usuarios no son vistos como consumidores.

Por supuesto, también está el hecho de que los BAT son tokens fungibles de la red Ethereum, por lo que tienen valor económico, se pueden tradear en exchanges, holdear, cambiar por dinero fiat o depositar en protocolos DeFi para obtener rendimiento.

Además, Brave es compatible con la mayoría de las extensiones y wallets web3 como MetaMask o Ronin, la del juego Axie Infinity.

Herramientas y funciones de Brave

Si bien el rasgo más notorio de Brave son sus programas de Rewards (para acumular BAT mientras se navega, por abrir voluntariamente anuncios) y de Creadores (que permiten monetizar con BAT el contenido creado para redes sociales y plataformas), tiene muchas funciones integradas realmente útiles, sencillas de usar y seguras.

Brave Shields es la que bloquea anuncios y trackers, con muchas configuraciones posibles. Y para agregar una capa de seguridad, está la navegación privada con Tor.

Pero también hay utilidades generales como Talk, que permite hacer videollamadas directamente desde el navegador; o Playlist, para crear colecciones de contenido pendiente de ver o escuchar, como canciones, videos, textos o posts. Incluso, Brave también tiene gestores para torrents y servicios de firewalls y redes privadas virtuales (VPN).

Y para operar con cripto, Wallet es la billetera integrada de Brave, que permite almacenar, enviar y recibir tokens de la red de Ethereum, como BAT.

Por todos estos motivos, que combinan privacidad y seguridad con un modelo basado en el usuario y con posibilidades de monetización vía tokens, Brave aparece como el browser ideal para la web3.