Volver al inicio
Dollar-cost averaging: qué es y cómo se aplica
30/5/22

Aunque las criptos tengan poco más de una década, ya van siglos de teorías económicas, activos, commodities y fondos distintos que dieron como resultado un mercado donde cada comprador tiene su propio manual. Si bien hay conceptos generales, las decisiones dependen de tiempos y montos que varían según cada portafolio. Pero existe una modalidad simple y apta para cualquiera, incluso compradores debutantes: el dollar-cost averaging, o promediar el costo en dólares del activo que se compra.

Qué es el dollar-cost averaging

El dollar-cost averaging es una modalidad de compra que apunta a reducir los riesgos de la volatilidad de un activo. Consiste en acumular activos a largo plazo en un sistema de cuotas donde, en lugar de usar todo el dinero destinado a una compra de una sola vez, se reparten esos fondos en cuotas y se fijan momentos para comprar siempre la misma cantidad, medida en dólares.

El caso más simple es repartir el dinero disponible en cuotas mensuales con un día fijo de compra, y adquirir cada mes lo que se pueda con esa cantidad de dólares, pesos o reales. Si los fondos disponibles para comprar bitcoin son 3000 dólares, por ejemplo, en un modelo de DCA se podrían comprar 250 dólares de BTC el día 10 de cada mes durante un año.

Esta tabla ilustra la cantidad de BTC que se podría haber acumulado entre junio de 2021 y mayo de 2022 usando la técnica del DCA y comprando 250 dólares el 10 de cada mes.

DCA Dollar-cost averaging ejemplo bitcoin

Cómo usar DCA en compras cripto

El DCA lleva ese nombre pero puede aplicarse con cualquier tipo de moneda de pago. Lo central no son los dólares, sino el método; y usar DCA para compras es uno de los más sencillos. Sin importar la cotización del día, al llegar el momento definido se debe comprar todo lo que se pueda del activo deseado con la cantidad predefinida de dinero fiat (el dinero fiduciario: pesos, dólares, reales).

Para el DCA no importa el precio actual del activo ni su tendencia. Independientemente de eso, la efectividad del DCA requiere que cada comprador respete los montos, períodos y plazos totales predefinidos. Así sean 200 pesos de ETH todos los 15 de mes durante 2 años o 100.000 pesos de ETH cada jueves durante 10 años.

Por fuera de eso, no hay otro secreto para usar DCA que la planificación, la constancia y un poco también de paciencia, sobre todo en mercados de alta volatilidad como el de cripto.

En realidad, sí hay un pequeño secreto para quienes usan Ripio: la primera compra de cripto del mes siempre tiene recompensa en RPC, así que usar la técnica del DCA no solo ayuda a hacer una compra más ordenada sino que también asegura obtener el premio de 100 RPC cada mes, mientras la misión esté vigente. Además, al usar los RPC para pagar las comisiones en Ripio se obtienen importantes descuentos.

DCA Dollar-cost averaging planeamiento anual

Beneficios del dollar-cost averaging

Entre los beneficios de usar una modalidad de compras programadas y sistematizadas como la DCA hay cuestiones financieras como la reducción de los riesgos de la compra, pero también otras ventajas derivadas como la reducción de la ansiedad y el miedo extremo ante mercados bajistas.

El DCA es una modalidad de acumulación de activos a largo plazo, para la que no importan los precios de compra ni las tendencias del mercado. Tener eso en claro puede reducir la ansiedad y poner un freno a decisiones impulsivas ante mercados muy cambiantes o adversos.

Para quienes se manejan con DCA, todo panorama tiene un lado bueno, así sea bullish (mercado al alza) o bearish (mercado a la baja). Si hay bull market, los activos adquiridos en meses previos con DCA se revalorizan: siguen siendo la misma cantidad, pero ahora valen más. Y si hay bear market, el DCA permite comprar más cantidad del activo, por disponer de la misma cantidad en fiat y estar adquiriendo ahora un activo más barato. En compras a largo plazo, a veces eso puede sentirse como "estar comprando con descuento".

Una forma de mitigar riesgos

En cuanto a lo estrictamente financiero, el DCA no asegura el mejor resultado posible. De hecho, tampoco asegura un mejor rendimiento que en una compra all-in. Aunque al efectuar compras idénticas pero en cuotas, el precio final del activo se va promediando. Entonces, lo que sí hace el DCA es mitigar los riesgos de operar en extremos de mercado, porque el precio promedio final siempre va a estar por encima del piso de un activo, pero también va a estar seguro por debajo del máximo.

La tabla simulaba el último año de Bitcoin, que tuvo un semestre marcadamente alcista que coronó con máximos históricos en noviembre de 2021, alrededor de los 65 mil dólares; seguido de un semestre bajista que cerró en menos de la mitad de ese precio. Los precios al entrar al DCA y la tendencia de los siguientes meses son fundamentales para medir el rendimiento de la compra, pero son imprevisibles.

Por todo esto es que, pese a su sencillez y a lo normal que es esta práctica, el DCA no debe ser tomado como la mejor estrategia posible, sino como una forma de mitigar los riesgos. Lo que no quiere decir que siempre lo logre: nunca hay que olvidar que los mercados son imprevisibles, sobre todo el de cripto.