Volver al inicio
Qué tipos de stablecoins existen

Qué tipos de stablecoins existen

La caída de UST, la cripto estable de Terra, hizo evidentes las diferencias entre stablecoins algorítmicas y colateralizadas con fiat, cripto u otros activos.

Luis Paz
Content Analyst
Qué tipos de stablecoins existen
12/5/22

Lo que define a las stablecoins es muy evidente y está en su nombre: es la estabilidad que prometen frente a los vaivenes inevitables aunque impredecibles del mercado cripto. Las más conocidas (USDC, DAI o USDT) aseguran tener su valor emparejado con el del dólar estadounidense. Pero en estos días hubo una stablecoin que fue noticia justamente por haber dejado de ser tan estable: UST, el criptodólar de la red Terra.

¿Por qué diferentes stablecoins reaccionan de modos distintos al mercado? ¿Por qué a veces algunas figuran con un valor de 0,997 usd o de 1,002 usd en exchanges? ¿Por qué UST cayó tanto pero no DAI? Muchas de esas respuestas se revelan mirando más en profundidad: vistas de cerca, las stablecoins no son tan iguales entre sí como parecen.

Los cuatro modelos de stablecoins

Las stablecoins son una clase particular de criptomoneda que empareja su precio al de otro activo, pero dentro de esa categoría existen diferentes ejemplos determinado por la forma que tiene cada stablecoin de asegurar esa estabilidad. Los cuatro modelos prototípicos son las de colateral en dinero fiat, en cripto, en otros activos, y las algorítmicas. Un colateral es un seguro o garantía de pago, que en este caso funciona como un depósito de valor que asegura o garantiza la estabilidad.

Qué tipos de stablecoins existen

Colateralizadas con dinero fiat

Para empezar, están las stablecoins con colateral en dinero fiat, que es el caso más popular. Están aseguradas por reservas en euros o dólares, por lo cual la paridad se da de forma muy sencilla: cada stablecoin con colateral en dólares, por ejemplo, vale por un dólar.

En este tipo de stablecoins se asume que existen depósitos bancarios equivalentes al circulante. Y es habitual que los usuarios puedan enviar sus stablecoins a la entidad que gestiona el proyecto, así sea una empresa o una organización descentralizada o DAO, que lo quema (lo destruye o lo saca de circulación) y envía a la cuenta bancaria del usuario el equivalente en dinero tradicional.

Algunos casos de stablecoins colateralizadas con fiat son Tether (USDT), USD Coin (USDC), Gemini Dollar (GUSD) o True USD (TUSD).

Colateralizadas con cripto

Se trata de stablecoins respaldadas con otro tipo de criptomonedas, con un sistema de regulación que funciona on-chain (directamente en la red de origen de la stablecoin) mediante el uso de smart contracts. Eso permite mayor descentralización en proyectos de stablecoins crypto-backed en relación con las fiat-backed, que requieren de una institución central que maneje las cuentas.

Al comprar este tipo de criptomonedas estables, como DAI, se debe entregar a cambio un valor correspondiente en dólares pero en otra cripto, por ejemplo ETH. Ese monto queda asegurado en el smart contract, que también permite volver a retirar el ETH entregando a cambio la cantidad requerida de DAI.

Internamente, estas stablecoins suelen manejar un exceso de colateral para poder reaccionar ante una bajada brusca de precio de los activos con los que se aseguran.

Algorítmicas

Estas stablecoins no usan ni dinero fiat ni criptomonedas ni otros activos para sostener su precio, es decir que no están colateralizadas. En cambio, mantienen esa estabilidad mediante el uso de algoritmos específicos y smart contracts que regulan el suministro para regularizar el precio.

Las monedas estables con sistemas algorítmicos reducen el circulante cuando el precio de mercado cae por debajo del del activo de referencia, o crean más circulante cuando el precio sobrepasa al del activo de referencia, por ejemplo el dólar.

Teóricamente, estas stablecoins pueden ofrecer estabilidad al mayor nivel de descentralización e independencia, ya que son sistemas automatizados. El riesgo es que, dado que no existe liquidez de resguardo, las caídas de precio de una stablecoin algorítmica se traducen en una pérdida de valor. Esto fue lo que pasó con UST, la stablecoin de Terra.

Colateralizadas con activos

También hay criptomonedas estables que, en lugar de tener un respaldo de garantía en dinero fiat, están aseguradas por activos de diferentes tipos, como metales preciosos, por ejemplo. De hecho, el caso más común es el de las stablecoins con colateral en oro (Tether Gold-XAUT o Digix Gold-DGX), pero también hay casos de criptos estables con colaterales en otros metales preciosos (Tiberius Coin-TCX), en bienes raíces (SwissRealCoin-SRC) o en petróleo.

En este caso, como las garantías se aseguran con activos físicos que tienen un valor variable que en general va subiendo con el tiempo (como las propiedades, el oro o el combustible), estas stablecoins parecen ofrecer un mejor incentivo. Sin embargo, también puede ocurrir que esos activos se deprecien, perdiendo valor relativo en dólares aunque una stablecoin siga representando una cantidad estable de oro (1 onza, por ejemplo).

Incluso, en casos como el de Paxos Gold (PAXG), un holder con suficientes stablecoins como para representar uno entero puede retirar un lingote físico de oro.