Volver al inicio
¿Estamos en bull market o en bear market?
8/4/22

La idea de poder identificar un mercado alcista (bull market) o bajista (bear market) es fantástica: ¿qué mejor que poder saber de antemano qué va a pasar con el precio de una acción, de un coleccionable, de un NFT o una altcoin? El problema es que resulta imposible predecir con certeza cómo va a comportarse un mercado, así sea el de valores, el del tomate, el de los autos usados o el de las criptomonedas.

Sin embargo, es posible y hasta correcto asegurar que el ecosistema cripto está en un bull market desde su origen. Si se mira el cuadro completo, con estos 13 años desde que Bitcoin comenzó a operar y los distintos booms de DeFi, los NFT, las DAO, las altcoins, los videojuegos play-to-earn y el metaverso, lo que se ve es un crecimiento sostenido del espacio cripto en su conjunto, con cada vez más proyectos, más usuarios y mayor capitalización de mercado. Y con criptos como BTC o ETH peleando permanentemente por alcanzar nuevos valores máximos históricos.

Dentro de esa gran imagen, por supuesto que hay ciclos alcistas y ciclos bajistas, momentos donde el mercado está bullish y otros donde se pone bearish. El ejemplo más claro es el bear market de 2018, que duró 14 meses desde que el bitcoin alcanzó en diciembre de 2017 un máximo histórico de alrededor de los 20 mil dólares, hasta la recuperación recién más de un año después, a partir del segundo trimestre de 2019. E incluso en esos ciclos menores, de algunos meses o años (como aquel bear market) se pueden dar momentos más cortos alcistas o bajistas.

Entonces, algunas cosas para pasar en limpio:

  • Decir que algo está bearish o en bear market, o que está bullish o en bull market, es una proyección y no una certeza. Es imposible determinar la magnitud y la dirección de las tendencias en cualquier mercado, y mucho más en el cripto.
  • En ese sentido, el bull y el bear market son más bien un estado de ánimo, antes que un conjunto de estadísticas determinadas o de fórmulas a aplicar.
  • En general, el espacio cripto se mueve bastante en bloque, con Bitcoin y Ethereum marcando un poco la pauta y señalando la tendencia para el resto de los activos. No obstante, cada proyecto cripto tiene su propio comportamiento.
  • La definición por la tendencia alcista o bajista está determinada por el período de tiempo que se tome en cuenta. Un mes puede haber estado bearish, pero ser parte de un ciclo bullish más largo (de todo el semestre, por ejemplo).

Bull market: ¿qué pasa cuando sueltan al toro?

El mercado cripto tomó de la bolsa de valores y el mundo financiero el concepto de bull market o mercado toro. Si bien no hay certezas de por qué esa figura, una lectura posible es que el ataque del toro es hacia arriba, con sus cuernos. Otra posibilidad es que el toro señala el empuje, la fuerza, el "ir para adelante".

Un bull market se caracteriza por un sentimiento optimista en cuanto no solo al activo en cuestión (el bitcoin, por ejemplo) sino también relacionado con su sector (el mercado cripto y su ecosistema). Esta mayor confianza también genera que más gente quiera ingresar a ese sector o hacerse con ese activo, por lo cual la demanda sube. Al mismo tiempo, quienes poseen una cripto que está al alza en general no quieren soltarla. Todo esto hace que el precio suba y consolide la tendencia.

Hay muchos motivos para que una criptomoneda vea crecer sostenidamente su precio. Pueden ir desde ser listadas en un exchange muy grande a obtener una nueva utilidad en un producto DeFi, por ejemplo (como un staking con esa cripto con mejor rendimiento que los que ya existían). O desde haberse vuelto viral por el tuit de una persona reconocida (como pasó con Elon Musk y el ciclo bullish de Dogecoin), hasta ser un token que puede sustituir a otro que está a la baja.

Cómo reconocer un bull market

  • Los gráficos muestran curvas ascendentes que marcan la suba del precio del token y la capitalización de mercado del proyecto.
  • La mayoría de los analistas establecen que recién se puede hablar de bull market cuando se da un precio al menos un 20% superior al mínimo de la última caída.
  • Se alcanzan máximos cada vez más altos, pero también suben los mínimos.
  • Hay una sensación general de positividad y confianza en la comunidad, que se puede percibir en los artículos en los medios, en comentarios en redes sociales como Twitter o en el humor en los eventos.

Bear market: ¿qué pasa cuando el oso entra a la cueva?

También la idea de bear market o mercado oso está tomada de la bolsa de valores. Y, del mismo modo que con el bull market, está la lectura que propone que el oso ataca en caída: estando parado, se deja caer con fuerza. Otra posibilidad es la metáfora de esta costumbre del oso de hibernar, de retirarse a la cueva cuando llega el invierno.

Un bear market está marcado por un sentimiento más bien pesimista, cargado de dudas, miedo e incertidumbre. En un contexto así, es menos la gente que quiere ingresar al mercado, porque los beneficios se vuelven borrosos o se revierten, y entonces la demanda cae. En simultáneo, las personas que poseen criptomonedas en baja a veces quieren venderlas para dejar de perder valor relativo. Esto consolida la tendencia con una bajada del precio.

También hay variadas razones para que un activo se ponga bearish y vea caer sostenidamente su precio y su capitalización de mercado. Pueden haber sufrido algún ataque de seguridad o haber sido retirado de un exchange por una irregularidad. También puede ser que baje el rendimiento que da en DeFi o que haya salido un nuevo token que ofrece una mejor utilidad.

Cómo reconocer un bear market

  • Los gráficos muestran curvas descendentes que marcan la baja del precio del token y la capitalización de mercado del proyecto.
  • La mayoría de los analistas establecen que recién se puede hablar de bear market cuando se da un precio al menos un 20% inferior al máximo de la última subida.
  • Se alcanzan máximos cada vez más bajos, y también caen los mínimos.
  • Hay una sensación general de negatividad y desconfianza en la comunidad, que se puede percibir en los artículos en los medios, en comentarios en redes sociales como Twitter o en el humor en los eventos.