Volver al inicio
Qué es la minería de criptomonedas y cómo funciona
3/11/20

El concepto de minería remite inmediatamente a la idea de picos y palas, a la extracción de metales y piedras preciosas. Satoshi Nakamoto, el inventor de Bitcoin, eligió este término como analogía a la minería de oro para referirse al mecanismo de “emisión” de nuevos bitcoins.

Los mineros son quienes ejecutan los nodos de una red cripto, y son parte fundamental del funcionamiento y la integridad de la red de cada criptomoneda.

Su misión es recopilar las transacciones a medida que ocurren, ordenarlas en bloques y agregarlas a la cadena, a la manera en que funciona la blockchain, donde cada bloque debe mantener relación con el anterior para tener validez.

Esta función seguirá existiendo incluso después de que se haya extraído el último activo, y siempre será fundamental para la red.

Mecanismos de consenso en redes cripto

La diferencia entre diversas criptomonedas está dada por sus algoritmos de consenso. Es decir, por cómo la red llega a ese único resultado que agrada a la mayoría de sus nodos a la hora de validar las transacciones.

Hay varios tipos de soluciones, como la prueba de trabajo (PoW, por su sigla en inglés), la prueba de participación (PoS) y la prueba de capacidad (PoC), entre otras. Sin embargo, algunas monedas utilizan una combinación de estos y otros factores para determinar su mecanismo de consenso.

Prueba de trabajo

La prueba de trabajo (Proof of Work) es el mecanismo de consenso de Bitcoin, que utiliza el algoritmo SHA 256. También otras criptomonedas como Litecoin o Monero usan Proof of Work.

La red crea un rompecabezas difícil de resolver (pero fácil de verificar) y el primero de los nodos mineros participantes en encontrar la respuesta gana el derecho a crear el siguiente bloque.

De esta manera, los mineros utilizan sus recursos computacionales para encontrar la solución al problema. O sea, para hallar el hash correcto. ¿Qué es el hash? Es como una “huella digital” de un archivo o conjunto de datos.

El rompecabezas está programado matemáticamente, y no hay forma de evitarlo. En promedio, el proceso de encontrar el hash lleva unos 10 minutos. El minero que gana esta carrera y crea el nuevo bloque recibe valor en bitcoins como recompensa, además de las tarifas incluidas en las transacciones procesadas.

La prueba de trabajo, sin embargo, es un mecanismo ampliamente criticado, por ser una actividad que consume mucha energía. En países como Argentina, donde el costo de los insumos de hardware y de la energía eléctrica puede resultar muy alto, la actividad minera termina siendo inviable, incluso pese a las recompensas.

Prueba de participación

La forma de minería con prueba de participación (o Proof of Stake) utiliza un sorteo aleatorio para decidir quién crea el siguiente bloque.

En este modelo, el creador potencial debe tener activos en la moneda específica. De hecho, es más probable que quien tenga más monedas termine “ganando la rifa” y siendo designado creador. Por lo tanto, el término aquí no es exactamente "minar" la moneda, sino "forjarla".

Es necesario asignar una cantidad de monedas para este proceso, variando de una red a otra. Y esa participación es lo que garantiza la integridad de los participantes, ya que si alguien intentara comprometer o cambiar el bloque, perdería sus monedas en juego y la posibilidad de usarlas en el proceso en el futuro.

La PoS es mucho más eficiente que la PoW en cuanto a consumo de energía, ya que no requiere fuerza computacional para resolver el algoritmo. Pero hay quienes consideran que este tipo de prueba de consenso está sesgada, y exigen inteligencia social para que los recién llegados logren participar.

Otro punto importante es su seguridad, porque cuanto más descentralizada está la red, más segura se vuelve. Además, ejecutar nodos de criptomonedas con PoS tiende a ser más accesible, tanto financiera como tecnológicamente, por lo que más personas tienen acceso.

EOS, Stellar, Waves, Dash y Cardano, son algunos de los proyectos cripto que utilizan PoS, que es el algoritmo de consenso más utilizado como alternativa a PoW, y tiene sus reglas definidas en el contrato, donde también se establecen diferentes tipos de comprobaciones de participación.

La DPoS o prueba de participación delegada es un algoritmo utilizado por Tron y EOS, y funciona con un número fijo (que puede elegirse) de miembros de validación. Cualquier persona que posea tokens puede votar quién validará las transacciones de la red.

La LPoS o prueba de participación arrendada es un formulario utilizado por Tezos, en el que la delegación es opcional. Quien tiene el token puede delegar su derecho de validación a otros miembros de la red, aunque continúe poseyendo las criptomonedas.

El Masternode Proof of Stake es un algoritmo utilizado por Dash, donde cada bloque forjado está recompensado por los nodos de red que mantienen un almacenamiento mínimo de monedas (1000 unidades, en el caso de Dash).

Hay varios otros protocolos, como la prueba de participación vinculada (BPoS) y la prueba de participación híbrida (HPoS). Y muchos más por crear, ya que cada red puede definir sus reglas como desee.

Prueba de capacidad

Este tipo de algoritmo de consenso permite que los dispositivos de minado utilicen el espacio disponible en sus discos duros para la minería de criptomonedas.

Tiene similitudes con la prueba de participación, porque también se juega a través de un sorteo, pero en este caso cuanto más espacio en el HD tenga disponible un nodo, mayor es la probabilidad de ser designado creador del siguiente bloque.

Pero aunque se considera el mecanismo de consenso más sostenible, debido al menor uso de electricidad, por otro lado tiene las desventajas de una menor tasa de adopción y cierta fragilidad a que el malware afecte la actividad minera.

Algunas criptomonedas que utilizan este mecanismo de consenso son Storj, Burst y Filecoin.

Diferentes modelos para diferentes objetivos

Como hemos visto, hay varios tipos de consenso, cada uno diseñado para un propósito diferente. Considerá que no hay un tipo de minería mejor que otro, sino que existen diferentes mecanismos que sirven para resolver diferentes desafíos, y cada uno tiene su manera de permitir la máxima extracción de recursos posible.