Volver al inicio
Chau 2022: los 11 hitos del ecosistema cripto

Chau 2022: los 11 hitos del ecosistema cripto

El año pasado se vio una adopción récord, nuevas redes, cada vez más proyectos web3 y del metaverso, ¡y hasta un mundial tokenizado!

Luis Paz
Content Analyst
Chau 2022: los 11 hitos del ecosistema cripto
6/1/23

El año que acaba de terminar tuvo sus momentos adversos para cripto. Hubo una recesión global en todos los ámbitos y mercados, y los inversores se resguardaron en activos menos volátiles. Sin embargo, el ecosistema no detuvo su ritmo de desarrollo e innovación, fiel a uno de los lemas de la comunidad: "¿Bear market? ¡Momento de construir!"

Adopción récord: más de 400 millones de usuarios cripto

La cantidad de propietarios de criptomonedas de alguna clase es cada vez mayor. Y con una tasa de crecimiento promedio del 3%, las proyecciones señalan que esta cifra podría pasar este año los 600 millones de personas, e incluso llegar hasta los 800 millones.

Ethereum ahora es proof-of-stake

El cambio de la red de Ethereum a una validación proof-of-stake, conocido como The Merge (que es parte de un proceso mayor que sigue su camino), Ethereum se convirtió en una blockchain más sustentable y rápida, reduciendo su consumo energético y la huella de carbón.

Aparecen y crecen redes con propuestas alternativas

Las llamadas blockchains de capa 1 (layer 1 o L1, en inglés) son las redes de base, ésas que funcionan de manera independiente y autosuficiente, como Ethereum, Solana, Cardano, Polkadot o Algorand. Pero 2022 vio el surgimiento de nuevas redes L1, como Aptos o Sui, y la popularización de otras todavía muy nuevas, como Avalanche. Estas redes crecen como alternativas, promueven un mercado más competitivo y diversifican las posibilidades de desarrollo y uso de criptomonedas, tokens y otras herramientas blockchain.

La integración fiat-cripto es cada vez mayor

No solamente los tokens y criptomonedas ganan cada año mayor utilidad en la vida cotidiana, sino que además hay cada vez más formas de conseguir cripto con dinero tradicional. Los pesos, dólares, euros, yenes, yuanes y otras monedas son cada vez más aceptadas por exchanges y plataformas de servicios cripto e incluso por algunos mercados de NFT. Las tarjetas bancarias tradicionales, que se abonan en moneda local, también crecieron como opción de pago dentro del ecosistema cripto, completando la doble vía de adopción e integración entre la economía tradicional y la nueva criptoeconomía.

Mundial de Qatar 2022: criptomonedas, NFTs y metaverso

El mundial de fútbol masculino que se disputó en Qatar y ganó Argentina fue una oportunidad clave para la difusión del ecosistema cripto. Por un lado, grandes proyectos, exchanges y plataformas estuvieron presentes como patrocinadores o auspiciantes, como Binance, Sorare o Crypto.com. Por otro lado, las selecciones tuvieron sus Fan Tokens, desarrollados por la plataforma Chilliz. Pero además hubo todo tipo de experiencias en el metaverso (la Selección Argentina tuvo un estudio virtual en NetaLantis) y colecciones de NFT como las de Sorare, las de Crypto.com y Coca-Cola, y hasta las de Messi a cargo del artista BossLogic.

Artistas, grandes marcas y celebridades en el metaverso

Ya sea con eventos y sedes virtuales en el metaverso, o mediante variadas colecciones NFT, este año vio la adopción cripto llegando a las grandes marcas, sobre todo de indumentaria, entretenimiento, tecnología y gastronomía: de Nike a Starbucks y de Tiffany & Co a Atari. Y los tokens no fungibles también se volvieron fetiche popular para artistas masivos del campo de la música, como DJs y raperos: Eminem y Snoop Dogg, por ejemplo, se convirtieron en Bored Apes para un clip musical; mientras que la banda inglesa Muse sacó su disco en formato NFT y alcanzó el primer puesto de los charts británicos.

El desarrollo de la web3 no para

En 2022 se dio un movimiento masivo de desarrolladores, artistas y programadores que venían trabajando en el modelo de la web 2.0, hacia proyectos creados directamente en y para la web3, esta nueva etapa de internet que incorpora registros blockchain y tokens. A tal punto que las descargas de los dos repositorios clave para desarrollos web3 (Ethers.js y Web3.js) se multiplicaron x10 desde 2018. Para navegar ese amplio mundo de proyectos, productos y servicios web3, este año lanzamos Ripio Portal, la primera wallet web3 de Latinoamérica.

Un millón de jugadores blockchain al día

Durante todo el año se mantuvo la marca de al menos un millón de personas conectadas cada día a diversos videojuegos basados en blockchain y con sistemas tokenizados. Axie Infinity sacó su nueva versión y siguió siendo la referencia, aunque también crecieron mucho otras comunidades, como la de los juegos de la blockchain The Wax (Farmers World, Splinterlands).

Una nueva clase de tokens, los soulbond

Si bien la transferibilidad de los NFT es uno de los aspectos que los hace tan importantes, para muchos otros usos se necesitan sistemas donde los tokens queden asociados siempre a una misma persona, grupo o comunidad. Así es que desde las entrañas de Ethereum y la mente de Vitalik Buterin (que se inspiró en el videojuego World of Warcraft) surgieron los soulbond tokens o SBT, una clase de tokens que quedan asociados a un individuo o entidad de forma no transferible ni negociable. Están pensados, sobre todo, para usos de contratos, credenciales, afiliaciones y documentos personales y privados.

El ascenso de las social dapps

Una de las principales herramientas de la web3 son las social dapps, redes sociales y foros que funcionan de forma descentralizada, asegurando no solo la resistencia a los ataques y la seguridad criptográfica propia de las blockchains, sino también que no existan intermediarios que manipulen la información circulante ni vendan los datos de los usuarios. Tal es el caso de proyectos como Lens Protocol, Steemit o los del ecosistema de la red Hive, que ponen el foco más en la privacidad de sus usuarios y el sentimiento de su comunidad que en el modelo publicitario o de negocios.

Las redes sociales tradicionales se acercan a cripto

Durante mucho tiempo, los NFT se exhibieron como foto de perfil en las redes, como señal de orgullo y pertenencia. Lo mismo pasaba con los dominios ENS y otros tipos de "nombres cripto" disponibles en diversas redes. Como respuesta, la socialmedia tradicional (Twitter, Facebook, Instagram) reaccionó incorporando las propinas cripto y los sistemas tokenizados a su infraestructura. Así, las redes mainstream tradicionales terminaron el año promoviendo el uso de coleccionables digitales y NFTs.