Volver al inicio
Bloque, recompensa y hash rate

Como explicamos en nuestra guía sobre la tecnología blockchain, cada transacción de una criptomoneda se inscribe en la cadena de bloques de su correspondiente red cripto, junto con otras más, dentro de un contenedor llamado bloque, que una vez validado se transmite al resto de la red y se suma a la cadena.

Un bloque contiene cierta cantidad de transacciones que deben ser verificadas. El tamaño del bloque, y por lo tanto la cantidad de transacciones que se pueden procesar por cada uno, depende del protocolo de cada red.

Además, cada bloque contiene el número de hash (un tipo de fórmula identificadora) del bloque anterior, lo cual va generando una "cadena". Esta es la novedosa técnica usada por Bitcoin al procesar transacciones. Podés leer más sobre ella en nuestra guía sobre Bitcoin.

Para que un bloque sea validado, cada protocolo exige algún tipo de prueba a sus mineros. Si bien la más extendida es la prueba de trabajo (proof of work), también existen otros de métodos como la prueba de participación (proof of stake) o de espacio (proof of space), que ofrecen algunas ventajas y desventajas respecto de la PDT.

Bloque, recompensa y hash rate
Cada red de criptomonedas le pide a sus mineros, por protocolo, algún tipo de prueba por su aporte.

Las recompensas por minar bloques

El primer nodo minero en resolver el problema criptográfico asociado a la minería gana la recompensa.

En el caso de Bitcoin, los mineros deben lograr que un bloque obtenga cierto número de hash establecido por el software de la red. Y para lograrlo buscan números al azar en una sección del bloque llamado nonce, hasta dar con el que coincide con las instrucciones.

Esta prueba de complejidad también es conocida con el nombre del algoritmo utilizado para resolver el problema: SHA 256.

Este método puede cambiar dependiendo del algoritmo de consenso que use cada red, ya sea el de prueba de trabajo, de participación u otro.

Qué es el hash rate

Así se conoce al número usado para medir el poder de cómputo de determinada equipo de minado, en función del algoritmo de consenso que le toque resolver.

En el caso de Bitcoin, los mineros compiten para resolver el algoritmo SHA256 y los equipos que se usan en la minería de bitcoins se diseñan específicamente para lograrlo.

Recordá que la minería está diseñada intencionalmente para que requiera de muchos recursos y sea difícil de lograr, de modo que la cantidad de bloques que se minan cada día se mantenga estable.

Cuanto más poder de hash tiene una placa, un minero o un grupo de mineros (conocidos como pools de minería), más probabilidades tienen de resolver el algoritmo y, por lo tanto, de obtener la recompensa.

Además, la suma de los hash rates del hardware de minado da como resultado el hash rate total de cada red. Esto, en definitiva, es la suma total del poder computacional que trabaja para mantener la red segura.

Quienes estén interesados en conocer el hash rate total de bitcoin pueden encontrarlo en esta página.

reward 0%