Volver al inicio
Tipos de pruebas de consenso

La prueba de trabajo es el método utilizado por Bitcoin para mantener segura la cadena de bloques y las transacciones de la red. Cada vez que un bloque nuevo tiene que ser minado, como explicamos con anterioridad, la red le solicita a los mineros que "gasten" cierto poder de cómputo (y energía eléctrica) para validarlo.

Este método garantiza que si algún agente malicioso intenta reescribir toda la cadena de bloques desde cero, para cambiar el historial de transacciones tendría que volver a minar todos los bloques desde el inicio del cambio.

El gasto computacional, energético y económico que le requeriría a tal agente su intrusión convierte en inviable el ataque. En ese sentido, la prueba de trabajo es uno de los pilares fundamentales de la seguridad de una cadena de bloques.

Desde hace varios años, diferentes grupos de desarrollo de criptomonedas intentan buscar e implementar alternativas a este sistema, intentando lograr el mismo nivel de seguridad pero sin tanto gasto energético.

Así surgieron varias alternativas. Algunas ya fueron probadas en cadenas de bloques no tan importantes como la de Bitcoin, y otras son sólo alternativas teóricas.

Tipos de pruebas de consenso
Las redes cripto usan pruebas de consenso para confirmar el trabajo minero, aunque no todas la misma.

Prueba de participación en Ethereum

Las funciones detrás del proceso de minería de Ethereum son las mismas que las de Bitcoin. Los nodos compiten entre sí para completar una ecuación matemática. El nodo que logra agregar el próximo bloque a la cadena de bloques recibe una recompensa, que ronda los 3.5 ETH. En Ethereum los bloques tardan entre 14-16 segundos en minarse.

Ethereum utiliza el algoritmo de minería ETHASH en lugar del algoritmo SHA-256 que se utiliza en el proceso de minado de Bitcoin.

Ambos procesos de minería utilizan sistemas de prueba de trabajo. En consecuencia, consumen grandes cantidades de electricidad. Pero Ethereum ya anunció "Ethereum 2.0", donde migrará su algoritmo de consenso a una prueba de participación (en inglés proof of stake).

Y si bien la tasa de dificultad de Ethereum aumenta a medida que más mineros participan de la red (como en el caso de bitcoin) la dificultad actual ni siquiera se acerca a los números de Bitcoin.

Ethereum todavía se mina utilizando unidades de procesamiento de gráficos (GPU). Si bien estos dispositivos son mucho más potentes que las unidades de procesamiento central (CPU), no se pueden comparar con las capacidades de los mineros ASIC, construidos específicamente para el minado del algoritmo SHA256.

Otras pruebas alternativas

Prueba de quemado (proof of burn) Los mineros obtienen la posibilidad de minar un bloque al "quemar" una parte de algún token (así sea el nativo de la red cripto que se disponen a minar, o uno alternativo) que tengan en su poder.

Prueba de capacidad (proof of capacity) Permite que los dispositivos de minado utilicen el espacio disponible en sus discos duros para minar criptomonedas. También se juega a través de un "sorteo", pero en este caso cuanto más espacio en el HD tenga disponible un nodo, mayor es la probabilidad de ser designado para minar el siguiente bloque.

Prueba de tiempo transcurrido (proof of elapsed time) Es una de los más experimentales. Está diseñado para ser escalable y fue pensado para blockchains privadas. Por eso es difícil que sea implementado en una criptomoneda con blockchains públicas, como Bitcoin.

reward 0%