Volver al inicio
Qué es el hard fork London de Ethereum
5/8/21

Ethereum distribuyó este 5 de agosto una actualización masiva a su código de base, conocida como Hard Fork London, en el intento de lograr operaciones más eficientes y veloces, estableciendo además fees más baratas y predecibles.

Con la expansión del ecosistema blockchain, que tiene aplicaciones distribuidas (dapps) y proyectos de finanzas descentralizadas (DeFi) cada vez más populares, Ethereum resultó deficiente en sus velocidades de transacción. Lo que se sumó a los altos costos para operar: inconvenientes graves que mantienen atada a la segunda red cripto en market cap.

Ethereum y aplicaciones descentralizadas
Las dapps, los protocolos defi, las stablecoins, los juegos NFT: todo le suma carga a la red de Ethereum.

Los cambios del hard fork London

Cada vez que se utiliza una blockchain, se debe pagar por ese uso. En Ethereum esa tarifa (gas) se abona en ETH, cuyo precio sigue subiendo.

Al popularizarse la blockchain de Ethereum para el desarrollo de software y protocolos descentralizados, la red termina congestionada más a menudo, lo que repercute en comisiones más altas para la validación con prioridad.

El resultado son fees más caras en porcentaje, pero también por el valor del Ether.

La actualización London implementó cinco Ethereum Improval Proposal (propuestas de mejoramiento de Ethereum) relacionadas a la cantidad de smart contracts alojados por desarrolladores, la bomba de dificultad del minado, el mercado de tarifas de transacción y la recompensa a los mineros.

La principal fue la EIP-1559, que reforma los fees. A partir del update London, con cada transacción una parte de la comisión se quemará (se sacará de circulación). Esto va a ayudar a balancear el suministro circulante de ETH, que a diferencia del de Bitcoin no está limitado.

Además, establece una doble tarifa: la base fee de la operación y una posible miner tip o propina a los mineros. De ese modo, quien opera puede conocer con antelación el coste de hacerlo en Ethereum.

Ventajas del hard fork London de Ethereum
Balancear el suministro, agilizar las transacciones y reducir los costos para operar son las bases de la actualización London.

Qué pasó durante la actualización

Durante la distribución London de este 5 de agosto, algunas plataformas web y exchanges limitaron las operaciones con ETH y otros tokens basados en Ethereum momentáneamente, ante la posibilidad de inconvenientes. Pero a las 12 horas de puesta en distribución, la actualización ya estaba sincronizada en más del 85% de la red, según Ethernodes.org.

En Ripio, tanto la plataforma web como la app funcionan con normalidad, y solo quedaron inhabilitados por un corto plazo el envío y la recepción de ETH y tokens ERC-20, como las stablecoins USDC y DAI o los tokens de Axie Infinity (SLP y AXS).

El camino hacia Ethereum 2.0

La actualización London es otro paso camino a la implementación de Ethereum 2.0, el salto definitivo que llevará a esta red blockchain del sistema de prueba de trabajo (PoW) al de prueba de participación (PoS). Al mismo tiempo que se prepara el sharding de la red.

Actualmente, la minería en Ethereum funciona de forma muy similar a la de Bitcoin: los mineros compiten por resolver un acertijo que, de ser correcto, permite que el bloque sea validado, agregado a la blockchain y transmitido al resto de la red. Cuando un minero encuentra la solución al problema criptográfico, se le otorga una recompensa en ETH.

El concepto de prueba de participación, en cambio, establece que las personas pueden minar bloques y validar transacciones según el número de monedas que posean. Este cambio está previsto para finales de 2021.

En cuanto al sharding, que implica dividir una base de datos horizontalmente para repartir la carga de procesamiento, va a llevar más tiempo. Según la web oficial de Ethereum, podría llegar en 2022.