Volver al inicio
Finanzas descentralizadas (DeFi)

Los servicios DeFi, o de finanzas descentralizadas, son un conjunto de herramientas y protocolos que intentan traer los instrumentos del mundo financiero tradicional a las criptomonedas.

Esto es, lograr tener los mismos servicios que puede dar un banco, como préstamos e hipotecas, funcionando de forma inalterable en un contrato inteligente.

Por ahora, DeFi permite crear préstamos, construir exchanges descentralizados, pagos y derivados financieros.

El arco de posibilidades que DeFi trajo consigo al mundo de las criptomonedas amplió tanto su alcance que se convirtió en el tópico más comentado en el ecosistema, con un crecimiento tal que en octubre de 2020 el total del dinero “depositado” en proyectos DeFi había superado los 11 mil millones de dólares, como podés revisar en DeFi Pulse.

Algunos de los proyectos más conocidos en DeFi son el protocolo de Maker, Compound y Uniswap.

DeFi: Finanzas Descentralizadas en Ethereum
Ethereum dio origen a una gama de servicios financieros y herramientas descentralizadas para operar con valores

Los servicios financieros tradicionales

Los protocolos de préstamos descentralizados toman algunos conceptos muy simples de las finanzas tradicionales y los implementan a través de contratos inteligentes.

Cuando alguien deposita dinero en su cuenta bancaria, puede acceder a él en cualquier momento, pero también puede moverlo a otro tipo de depósitos para recibir intereses. La razón por la que se ganan intereses es que el banco usa ese dinero para realizar distintos tipo de inversiones, como hipotecas, préstamos personales y a empresas.

Estos préstamos suelen tener una tasa de interés más alta que la que el usuario obtiene por depositar su dinero. Esa diferencia entre lo que le pagan a los prestadores y le cobran a los prestamistas es una de las formas en las que los bancos ganan dinero.

La novedad que presenta DeFi

Los protocolos de préstamos en DeFi ofrecen una forma de obtener un rendimiento en criptomonedas sin ceder la propiedad a un tercero “centralizado” de nuestros activos. Esto se logra a través de contratos inteligentes en la cadena de bloques Ethereum.

El smart contract representa un lugar donde los activos se pueden agrupar, de manera muy similar a la forma en que los depósitos se agrupan en el pool de un banco. Pero con la ventaja de que su custodia no está delegada en un ente centralizado.

Con estos fondos cualquier usuario puede pedir  préstamos al contrato, y así los usuarios inversores obtienen retornos periódicos a partir de depositar cierta cantidad de criptomonedas en un contrato inteligente.

Cómo empezar en DeFi

DeFi permite crear un montón de aplicaciones y tipos de proyectos. Y entre las categorías más destacadas figuran desarrollos que nos permite emular una función del sistema financiero tradicional pero con tokens, sobre una blockchain y de manera descentralizada.

  • Lending: orientados a préstamos que permiten tanto tomar deuda como proveer liquidez. Así, los usuarios con criptomonedas ociosas pueden ganar un interés por depositarlas en diferentes plataformas. Este es el caso de Maker, Compound y Ripio Credit Network, la plataforma de préstamos creada por Ripio.
  • Dexes: durante mucho tiempo los usuarios de criptomonedas vieron con recelo el hecho de tener que ceder sus criptomonedas a un exchange para poder operar allí. De ahí surgió la idea de crear exchanges que funcionen directamente en la blockchain, sin necesidad de intermediarios como es el caso de Uniswap, Curve (para stablecoins) o Balancer.
  • Derivatives: son un tipo de activo financiero cuyo valor se desprende de otro activo u otro conjunto de activos; como una segunda capa de valor. Proyectos como Nexus llevan esta idea a la realidad en DeFi.
  • Payments: realizar pagos de forma sencilla es una de las promesas iniciales de toda criptomoneda. Pero con el crecimiento de las plataformas y la congestión de la red, las transacciones pequeñas se vuelven muy caras y lentas. Para ello se crearon nuevos sistemas integrados a blockchains preexistentes, para hacer pagos de forma rápida y a muy bajo costo. Tal es el caso de Flexa, en Ethereum, o Lightning Network, en Bitcoin.
  • Assets: proyectos que permiten la creación de nuevos activos como WBTC, una stablecoin cuya cotización está en paridad 1:1 con Bitcoin, pero funciona sobre la blockchain de Ethereum. O Yearn, que creó un activo que se usa para múltiples operaciones financieras.

El caso de Ripio Credit Network

Ripio Credit Network es una red de crédito global, basada en la blockchain de Ethereum. RCN conecta a prestamistas y prestatarios, que pueden estar en cualquier parte del mundo, para que se presten y reciban dinero en cualquier moneda, gracias a la tecnología de este protocolo.

Este sistema permite, por ejemplo, que alguien haga un préstamo en yuanes chinos y otra persona reciba esa suma, y la pueda devolver, en pesos argentinos. De esta forma, RCN logra crear una red de crédito global, sin intermediarios.

El sistema está basado en contratos inteligentes que garantizan, de forma única, la transparencia y confiabilidad en los préstamos. Una vez establecidas las condiciones del mismo, no se pueden cambiar bajo ningún punto de vista.

reward 0%