Volver al inicio
¿Quién dijo que cripto era un "club para chicos"?
8/3/22

Hace décadas que se usa la expresión "Boys Club" para hacer referencia a Wall Street y toda la comunidad neoyorquina de inversores y brokers. La representación de ese espacio como un "club de varones" tiene que ver con la dominación masculina no solo en número de participantes en el sector, sino por volumen de inversión y por presencia en la consideración de los medios financieros.

Con la ampliación y el desarrollo del ecosistema cripto durante la pandemia, también pasó en la nueva economía que empezaron a ser cada vez más notorios y numerosos los casos de éxito o las voces dominantes varoniles. Los responsables de los proyectos, los voceros del ecosistema y los relevadores de información sobre cripto y blockchain, en resumen: los referentes con mayor visibilidad en la comunidad son, en general, hombres.

Este contexto provocó que con los años se endureciera la idea de que cripto también funciona como un "club de chicos". Algo que entra en conflicto con la promesa de blockchain de no discriminar, de servir como herramienta para cualquier persona sin importar sus características, creencias o elecciones, ni el lugar desde el que opera. De ahí surge esta preocupación por no replicar en la nueva economía tokenizada las disparidades y asimetrías propias de las economías y las finanzas tradicionales.

Aunque los pronósticos más optimistas hablan de una relación de 1 cada 4, en promedio las estimaciones actuales son que solo 1 de cada 6 holders de BTC se define como mujer. Y la tasa baja a 1 mujer cada 8 en el caso de ETH. En el mismo sentido, un reciente análisis de las principales empresas del sector cripto reveló que de un total de 121 fundadores, solo 5 fueron mujeres.

Todo esto puede hacer creer que las mujeres no están tomando parte del ecosistema, pero es falso. Lo que pasa es que, como en otros ámbitos, también en cripto sufren la disparidad, el ocultamiento o la discriminación.

Cinco proyectos cripto por y para mujeres

Actualmente hay muchas comunidades integradas y orientadas por mujeres y personas no binarias, y también un importante número de exitosas colecciones NFT basadas en la identificación femenina. Eso además del ingreso masivo de cada vez más mujeres a trabajar en la industria cripto como redactoras, desarrolladoras, diseñadoras, líderes de proyecto, programadoras, comunicadoras, mineras. O de la cantidad floreciente de creadoras de contenido sobre blockchain, NFT, DeFi o inversiones.

Repasemos algunos casos variados de comunidades donde las mujeres y las personas no binarias llevan las riendas...

BOYS CLUB

Con la ironía al frente, Deana Burky y Natasha Hoskins cofundaron en 2019 la comunidad Boys Club, una startup que busca acercar a más mujeres y personas no binarias al espacio cripto y de la web3, al ofrecerles información accesible con mirada diversa y capacitaciones. Además, este colectivo suele hacer meetups y eventos para favorecer el networking en ambientes descontracturados.

BFF

Es un colectivo que incluye a figuras del espectáculo como las actrices Mila Kunis y Gwyneth Paltrow o la modelo Tyra Banks, y cuya misión también es compartir información, datos e insights sobre las posibilidades de la economía blockchain.

WOMEN OF CRYPTO

Esta colección NFT de 8888 mujeres únicas renderizadas en 3D se vendió completa. En el intento de cerrar la brecha y facilitar la inclusión, la propuesta de su creadora, la artista gráfica Yam Karkai, fue "trabajar incansablemente en la educación y el empoderamiento de personas que estén sub-representadas en el mundo cripto".

BLACK WOMEN BLOCKCHAIN COUNCIL

Es una agrupación que desde 2018 genera conciencia sobre la brecha racial de la inversión en cripto y trabaja sobre la superposición de las distintas líneas de exclusión que se dan a nivel económico, como pueden ser la racial (cuando una persona migrante no es aceptada para ciertos trabajos), la de género (cuando una mujer o persona no binaria no es tenida en cuenta para cargos jerárquicos) o la geográfica (cuando se le cierra la puerta a una persona de un barrio pobre o de un país discriminado).

SHEFI

Maggie Love entró al ecosistema en 2017 y se dio cuenta de inmediato de que faltaban chicas. Interpretó que era un problema de acceso a la información y fundó SheFi, con el desafío de dar educación accesible para que "las mujeres, como los varones, hablaran de cripto en su grupo de amistades o durante la cena". La evolución de esa idea fue el armado de una plataforma DeFi de pools de préstamos para generar rendimiento, invertir o tradear y tomar prestadas criptomonedas.

8 mujeres del ecosistema cripto que tenés que conocer

Olayinka Odeniran fundó y dirige el Black Women Blockchain Council, que busca llevar el número de mujeres negras trabajando en este sector a medio millón para 2030. También maneja una sala de conversación en Clubhouse, un sitio con información sobre NFT y DAO, creó la colección NFT CyberMermaid con fines de conservación oceánica, y ahora está metida en un programa para enseñar cripto y blockchain a mujeres africanas.

Roya Mahboob es, además de una activista reconocida mundialmente, una de las pocas mujeres que ocupaban cargos como CEO en tecnología en Afganistán antes del golpe de estado talibán. Fundó y dirige la Afghan Citadel Software Company, donde la mitad de las empleadas son mujeres que cobran en cripto debido a la prohibición afgana de que las mujeres puedan acceder a una cuenta bancaria tradicional.

Camila Russo es una investigadora y divulgadora chilena de data cripto que pasó por Bloomberg, es editora jefa de Defiant News y escribió el libro The Infinite Machine, sobre cómo "una comunidad de crypto hackers está creando la nueva internet gracias a Ethereum".

Laura Shin es una periodista económica que actualmente es editora senior de Forbes y está considerada como la primera periodista mainstream en comenzar a escribir sobre criptomonedas. Actualmente produce y conduce los podcasts Unchained y Unconfirmed, y escribe un libro que reúne toda su experiencia analizando el ecosistema cripto.

Romina Sejas, ex Buenbit y actual community mánager de DeFi LatAm, es la auténtica "CryptoChica" argentina: además de ser BizDev en Avisoscrypto es muy activa en Twitter, donde comparte información permanentemente bajo ese seudónimo.

Manasi Vora es cofundadora del Komorebi Collective on Syndicate, una DAO de inversiones centrada en fondear proyectos de mujeres y personas no binarias; además de creadora de Women in Blockchain, un espacio de intercambio para conectar referentes femeninas del espacio cripto y la tecnología.

Maliha Abidi es una artista visual pakistaní-estadounidense que sacó Women Rise NFTs, una colección que representa la diversidad de mujeres alrededor del mundo, destacando activistas, artistas, científicas y programadoras. Actualmente trabaja en la creación de una escuela en el metaverso para educar a chicos marginados de todo el mundo.

Fiorella Scantrambulo trabaja en comunicación y márketing para el sector cripto argentino. Luego de pasar por Defiant, actualmente está encargada de comunicación y curaduría en POAP, un proyecto que permite crear tokens que funcionan como una suerte de souvenirs coleccionables, y que dan pruebas de la participación en algún evento o protocolo cripto.

Las siguientes barreras

Estos son solo algunos ejemplos de referentes de la comunidad y de proyectos liderados por mujeres, que como mencionamos anteriormente, pese a su importancia en muchos casos no son visibilizados.

Es responsabilidad de todo el ecosistema (usuarios y plataformas, proyectos y comunicadores) dejar de reproducir la idea de que el mundo cripto es solo un "club de chicos", derribar los prejuicios y aceptar que, cada vez más, las mujeres también mueven el mundo de la tecnología blockchain.