Volver al inicio
Estabilidad

La estabilidad de una cadena de bloques está relacionada de forma íntima con la cantidad de nodos que la componen. Así, cuantos más usuarios, nodos completos y mineros tenga una blockchain, más estable será.

La estabilidad está entonces relacionada con el poder de cómputo y la posibilidad de usar los servicios de determinada cadena de bloques. Por esta razón, Bitcoin "nunca se cae": es decir que no tiene momentos en que el servicio no pueda ser brindado.

Estabilidad de la tecnología blockchain
Detrás de los beneficios de las cadenas de bloques hay una tecnología distribuida que asegura su estabilidad.

Estas situaciones sí suelen ocurrir en modelos centralizados de servicios, como por ejemplo cuando Twitter está saturado, o WhatsApp deja de funcionar por un día, o Instagram "está caído" y se vuelve inaccesible.

Cuanto más grande el poder de cómputo involucrado en una cadena de bloques, y cuantos más nodos completos y mineros trabajen en ella, el riesgo a una "caída" se reduce de forma drástica.

Anterior artículo
Siguiente artículo

reward 0%