Volver al inicio
Qué es una blockchain

Cuando hablamos de blockchains o cadenas de bloques nos referimos a una forma particular de organizar información, usualmente en un formato de base de datos, con la característica distintiva de que los datos que contiene una blockchain se ordenan en bloques sucesivos, conectados cada uno con el anterior.

Cada bloque puede albergar cierta cantidad de información, y está identificado por una cifra alfanumérica generada por una función de hash. Las funciones de hash son un tipo de algoritmo criptográfico que crea un identificador alfanumérico específico para esa pieza de información. Bitcoin, por ejemplo, utiliza el algoritmo SHA256, mientras que en Ethereum se usa el Ethash.

En caso de que la información de un bloque sea alterada, incluso en lo más mínimo, el identificador también se modificará. De esta forma, el número de hash permite saber si determinado conjunto de información sufrió algún cambio o manipulación.

En una blockchain, cada "bloque hijo" contiene el hash del bloque anterior, al que podemos llamar su "bloque madre". Ese bloque madre resulta a la vez hijo de otro bloque, y así se genera una cadena que remite hasta el primer bloque, también llamado "bloque génesis", que es el único que no contiene hash de bloques previos.

Cada bloque que se agrega en la cadena fue procesado, aceptado e incorporado por toda la red en un proceso que se conoce como minado. Por lo tanto, cualquier cambio en un bloque madre genera un efecto cascada que se transmite a todos los bloques subsiguientes y que obliga a quien quiera modificar un bloque preexistente a validar (minar) toda la cadena de nuevo.

Esto hace que, cuanto más larga sea una cadena de bloques, más poder de computación se requiera para minarla de nuevo. Por lo tanto resulta más difícil de cambiar. En resumen, cuanto más larga es una cadena de bloques, más difícil es reescribirla.

Qué es una blockchain
Blockchains y criptomonedas comparten origen en el desarrollo de Bitcoin, que dio inicio a incontables oportunidades.

Bitcoin, la primera blockchain

La primera blockchain fue la de Bitcoin, y por lo tanto apareció al mismo tiempo y comparte creador: Satoshi Nakamoto. Si querés saber más sobre el desarrollo de Bitcoin y cómo funciona su cadena de bloques, podés leer este capítulo de nuestra Guía Bitcoin.

Desde la aparición pública de Bitcoin en 2009, las ideas y los usos en torno a las blockchains se popularizaron de tal forma que la suya fue replicada para usarse en un montón de nuevas criptomonedas e incluso para otras tareas que revisaremos en esta misma guía.

Pese a ser la primera, la cadena de bloques de Bitcoin no es la única. Cada criptomoneda que apareció después tuvo la suya. Esto fue así hasta la aparición de Ethereum, que creó un tipo de plataforma que permite crear criptomonedas compartiendo la misma cadena de bloques. Si querés saber más sobre la tecnología detrás de Ethereum, te recomendamos ver esta sección de nuestra Guía Ethereum.

Anterior artículo
Siguiente artículo

reward 0%