Volver al inicio
Qué es DeFi y cómo funciona

El conjunto de herramientas, protocolos y plataformas conocido como DeFi, por la abreviatura en inglés de finanzas descentralizadas, es uno de los pilares del ecosistema cripto.

Cuando hablamos de DeFi, nos referimos básicamente a servicios similares a los del sistema financiero tradicional, como plazos fijos o préstamos, pero que operan de forma descentralizada. Y que, además, funcionan con mayor privacidad, seguridad y transparencia.

Estas características son propias de la mayoría de los desarrollos blockchain, pero en el caso de DeFi son especialmente ciertas porque todo este sistema de inversiones y préstamos funciona de manera automatizada, previsible e inalterable, porque está programado en smart contracts.

Qué es DeFi y cómo funciona
DeFi es como una usina eléctrica que alimenta todo el ecosistema cripto, del swap de tokens al gaming NFT.

Cómo funcionan las finanzas descentralizadas

Al igual que en las finanzas regulares, con DeFi se puede "depositar" cripto para generar un rendimiento, o "tomar prestados" tokens. Todo sin necesitar intermediarios como bancos, financieras o agentes: la interacción es entre usuarios y estas plataformas descentralizadas, lo que muchas veces abarata los costos y reduce los plazos para operar.

Un ejemplo emblemático de lo que se puede hacer en DeFi son los exchanges descentralizados como Uniswap, también conocidos como dexes, que permiten intercambiar tokens de forma automatizada, sobre blockchain y sin necesidad de intermediarios ni de ceder el control de los criptoactivos. Las transacciones son sencillas, y se dan en interfaces simples y amigables. Sin embargo, por detrás corren contratos inteligentes y protocolos de seguridad que protegen y aseguran las operaciones.

Los distintos servicios DeFi toman posibilidades de las finanzas tradicionales pero no las implementan de forma privada sino dejando un registro anónimo, aunque público, en la blockchain de base de ese protocolo. Por eso, todo lo que ocurre es claramente verificable sin comprometer la identidad ni la privacidad de nadie.

Y esto ocurre sin otro intermediario más que un smart contract que permite automatizar el swap o intercambio de tokens, los depósitos de seguridad conocidos como staking, el aporte de liquidez para lending o la toma de préstamos o borrowing.

Anterior artículo
Siguiente artículo

reward 0%