Volver al inicio
Stablecoins y DeFi

Las criptomonedas estables son un tipo de token que mantiene su precio emparejado con el de otro activo. En general, la referencia elegida es el dólar estadounidense: por eso también son conocidas como criptodólares.

Son uno de los tipos de tokens que alimentan el ecosistema DeFi, principalmente porque su bajísima volatilidad hace que operar con ellos sea más previsible.

Es evidente que las criptomonedas provocaron una revolución en el sistema monetario y financiero, ya que le dieron a los usuarios el control total de sus fondos, sin la dependencia de bancos, gobiernos ni intermediarios. Pero no todo es fácil en el ecosistema cripto: en un mercado abierto, especulativo y con poca regulación, cada día el precio de los tokens puede tener fuertes variaciones.

Esta volatilidad es una de las cosas que hace de este mercado un ámbito de alto riesgo. Es algo que mantiene a mucha gente lejos de las herramientas blockchain, por miedo a perderlo todo. Y al mismo tiempo seduce a muchos inversionistas que intentan multiplicar su dinero.

A diferencia de otros tokens, las stablecoins o criptomonedas estables tienen atado su precio al de un activo de referencia. El más común es el dólar estadounidense, pero también hay casos de paridad con el precio del oro, por ejemplo.

USD Tether o USDT es la más famosa de las stablecoins, aunque a lo largo de su historia sufrió algunos inconvenientes de liquidez y respaldo. ‍USD Coin o USDC es una moneda digital desarrollada por reconocidas empresas cripto. Y DAI viene de la comunidad de Maker DAO. Todas tienen un valor que no se mueve más que fracciones de decimales de la referencia de U$D 1.

Monedas como DAI, USDC o USDT funcionan como "criptodólares", por su paridad con la moneda estadounidense.

Ventajas de las stablecoins

  • USDT, USDC y DAI mantienen un precio fijado alrededor del dólar estadounidense.
  • Como no son moneda fiduciaria, no hay límite de compra regulado por decisiones gubernamentales.
  • Permiten resguardar valor ante la inflación y la devaluación de las monedas locales.
  • Se pueden depositar en DeFi para obtener rendimientos previsibles en cripto.
  • No se necesita cuenta bancaria para operar con criptomonedas estables.
  • Son fáciles de almacenar y de transferir en cualquier momento.
Siguiente artículo

reward 0%