Volver al inicio
NFT: Qué es y cómo funciona

Seguramente escuchaste hablar de NFT o tokens no fungibles. Las noticias sobre este tema son cada vez más frecuentes; y van de la historia del videojuego que permite ganar criptomonedas a otra sobre el collage de arte digital vendido en 69 millones de dólares.

Como sea, los NFT son uno de los grandes motores actuales del ecosistema cripto, porque cada vez más gente empieza a participar de la comunidad mediante ellos. Sea como inversión, para tener un coleccionable, por querer una pieza de arte digital o por haberse metido a un videojuego blockchain. Pero más allá de esos usos populares, hay mucho más detrás de los NFT.

Qué es un NFT

Un NFT es un activo digital único, cuya principal utilidad está dada por que permite asignar propiedad, identificar y diferenciar cualquier tipo de paquete de datos inscrito en blockchain.

Cuál es el origen de los NFT

En el uso cripto, surgieron a partir de un protocolo de la red Ethereum, el ERC-721, que permitió asignar identidad y singularidad a cualquier activo, bien digital o paquete de datos, al asentarlo en blockchain. Luego de eso, otras blockchains como EOS o la Smart Chain de Binance también sumaron protocolos para NFT.

Qué son los NFT
Un NFT es un objeto digital único, o una representación blockchain de un activo único del mundo concreto.

¿Cómo funciona un NFT?

Aunque algunos de ellos tienen funciones de criptomonedas, en general los NFT funcionan como piezas de coleccionista: son tokens con características únicas y que no pueden ser sustituidas por otras, y cuyo valor tiende a aumentar precisamente por esa escasez. 

¿Qué utilidad se le da a un NFT?

La gran utilidad de un NFT es que permite crear bienes digitales únicos y completos o bien generar tokens que representen bienes y activos físicos determinados. Esto resulta una solución para la trazabilidad histórica de las propiedades, por ejemplo, evitando estafas y falsificaciones. Los NFT tienen un gran potencial como herramienta económica, comercial y hasta financiera.

Actualmente, los casos más comunes de uso de NFT son:

  • Creación y venta de activos digitales
  • Gestión de posesión de activos digitales
  • Garantías de autenticidad para bienes y obras de arte digitales
  • División de bienes de alto valor, como inmuebles (por caso, con la creación de dos NFT para representar con cada uno el 50% de un inmueble)

Cuánto vale un NFT

Al igual que pasa con los tokens fungibles y criptomonedas, un NFT tiene valor por diferentes motivos, de los cuales su utilidad y su escasez suelen ser los más importantes. Del mismo modo, podemos decir que un NFT tiene diferentes tipos de valor. Representan un valor simbólico (son importantes en determinada comunidad), un valor utilitario (permiten realizar ciertas acciones en una plataforma o protocolo cripto) y también un valor económico (un precio).

El primer precio que tiene un NFT es el precio que determina quien lo crea. A ese proceso de crear un NFT se lo llama mintear. Si se trata de un NFT de blockchain gaming, los desarrolladores del juego determinan el precio en la venta inicial. Si es una pieza de criptoarte, lo establece el artista al subir su obra a un marketplace.

Pero una vez que un NFT es vendido por su creador, ya pasa a ser parte del mercado y a tener un precio que depende de ese monto original, pero en tensión con la oferta y la demanda.

Por otro lado, los NFT no son activos tan líquidos como las criptomonedas y tokens fungibles. No es tan fácil convertirlos a dinero fiat o criptomonedas: sí o sí hace falta encontrar un comprador dispuesto a pagar el precio. Por eso, es fundamental entender que, a diferencia de un bitcoin o de 1000 USDT, los NFT no representan un valor económico identificable cuando están en tu portafolio: solo consolidan su precio cuando son vendidos.

Diferencia entre NFT y criptomoneda

Las criptomonedas son un tipo de tokens llamados fungibles. Esto quiere decir que son equivalentes y sustituibles. Lo mismo que todos los billetes de 500 pesos, por ejemplo. Si vos le prestás 500 pesos a un familiar, no esperás que después te devuelva el mismo billete. Cualquier billete de 500 pesos es equivalente y lo sustituye.

La diferencia es que los NFT son únicos, están bien diferenciados e identificados, y por más que dos tengan el mismo valor y la misma apariencia, son diferentes en su contenido y no pueden reemplazarse. Las obras de arte tradicionales, los cuadros, son no fungibles: no hay dos iguales, ni siquiera haciendo una réplica exacta será el mismo cuadro que el original, ni valdrá lo mismo ni tendrá el mismo peso simbólico.

Anterior artículo
Siguiente artículo

reward 0%