Volver al inicio
Protocolo ERC-20 y nuevos tokens

Uno de los estándares de desarrollo de Ethereum se enfoca en las interfaces de tokens, que ayudan a garantizar que los contratos inteligentes sean interoperables y que, por ejemplo, si se crea un nuevo token, sea compatible con exchanges descentralizados y protocolos DeFi.

Los tokens pueden representar virtualmente cualquier cosa en Ethereum, desde poderes o ítemes de un personaje en un videojuego hasta bienes reales como una acción de una empresa, una moneda fiduciaria o una onza de oro.

Por eso, toda esa variedad de opciones tiene que estar manejadas por un sólo estándar. Así nació el protocolo ERC-20, que introduce un estándar para tokens fungibles, es decir, tokens que tienen la propiedad de que cada unidad sea para siempre exactamente igual (en tipo y valor) a la otra.

Protocolo ERC-20 de tokens fungibles
La variedad de desarrollos posibles en Ethereum incluye los tokens fungibles, donde cada uno es igual a otro.

El ERC-20 (Ethereum Request for Comments nº 20), propuesto por Fabian Vogelsteller en noviembre de 2015, implementa una API para tokens dentro de contratos inteligentes.

Esto permite funcionalidades como transferir tokens de una cuenta a otra, obtener el saldo actual del token de una cuenta, y también el suministro total del token disponible en la red. Además de otras como aprobar que una cantidad de token de una cuenta pueda ser gastada por una cuenta de terceros.

Si un contrato inteligente implementa estos métodos y eventos, se puede considerar un contrato de token ERC-20. Y, una vez implementado, será responsable de realizar un seguimiento de los tokens creados en Ethereum.

reward 0%