Volver al inicio
La infraestructura cripto de la web3

La web3 es una internet heredera y contemporánea de las redes blockchain, los sistemas tokenizados y las criptomonedas; una internet donde las acciones y los contenidos pueden ser validados y procesados sin necesidad de terceros, usando las herramientas del espacio cripto.

Blockchains

Una blockchain es una red informática descentralizada en la que sus integrantes comparten recursos (almacenamiento, poder de cómputo) y un libro o registro digital donde se documentan las transacciones de una criptomoneda y otras acciones típicas de este tipo de redes. La blockchain, y por lo tanto sus registros, están protegidos por criptografía (de ahí "criptomonedas") y están interconectados, al punto de que resulta inviable alterar un registro blockchain.

Estas redes funcionan como una gran computadora descentralizada, cuyo uso se basa en diferentes "programas", llamados smart contracts, en el marco de un protocolo que determina el funcionamiento de una red, servicio o producto blockchain. La integridad de este tipo de redes se asegura a través de lo que se conoce como minería, que implica destinar capacidad de cómputo para los procesos de validación de cada transacción y registro que se ingresa a la red. Existen distintos modos de realizar el minado, que dependen del diseño de cada red.

Por este diseño, la validez de una transacción no está dada por un tercero, sino por la propia red. Pero además el minado ayuda a asegurar el ecosistema al recompensar con un incentivo económico a los mineros, ya que se paga en cripto por cada bloque nuevo generado en la red.

Tokens

En el uso tradicional, un token es un objeto físico o digital que tiene valor en su contexto o comunidad, aunque su propia materialidad no contenga ese valor. Las fichas de casino o los billetes de pesos o dólares son buenos ejemplos de tokens.

En el ecosistema cripto, donde se generan a partir de código de programación, los tokens se usan para representar distintas cosas en función de cada proyecto: desde una cantidad de dinero o una cuota de participación en un proyecto, hasta un personaje o ítem de un juego, una porción de propiedad sobre una canción o una participación en el rendimiento de un pool de liquidez.

Existen tokens fungibles (idénticos y reemplazables) y tokens no fungibles o NFT (únicos e irremplazables). Algunos de los fungibles cumplen funciones de moneda en determinada comunidad y funcionan sobre su propia blockchain: a esos se los conoce como criptomonedas. Mientras que hay tokens fungibles que tienen otros roles, ya que existen diversos tipos: utility token, community token, security token.

Criptomonedas

Las criptomonedas son tokens que funcionan sobre su propia blockchain, y que cumplen una función de moneda: son una forma de dinero digital que hoy tiene validez tanto en sus comunidades cripto (la red Bitcoin o la de Ethereum, por ejemplo) como en los mercados tradicionales de productos y servicios.

Las transacciones están protegidas con métodos de encriptación, lo que las vuelve muy difíciles de vulnerar, pero para los usuarios operar de forma privada es sencillo. Además, con las criptomonedas se puede transferir valor permaneciendo anónimo al resto de la red, que no está intervenida por ningún gobierno, empresa o institución.

Las criptomonedas sirven como unidad de valor o de cuenta, como método de resguardo de fondos y también como instrumento para realizar transferencias y pagos, o sea como medio de cambio. En ese sentido, son lo más parecido al efectivo de internet, una forma de dinero perfecta para la era de la web3.

Anterior artículo
Siguiente artículo

reward 0%