Volver al inicio
Tokenización de la economía

Otro de los aspectos que pueden parecer copiado de una novela de ciencia ficción es la tokenización; es decir, la capacidad de transformar bienes o servicios en activos digitales (tokens).

El rango es muy amplio, y por eso incluso existen categorías dentro los tokens que se pueden crear: utility token, security tokens y currency tokens, por nombrar algunos. Si te interesa este tema, podés leer más acá.

Básicamente, cada una de estas categorías define un tipo diferente de activos tokenizables. Y sí, casi todo puede ser tokenizado.

Tokenización de la economía con Ethereum
Los tokens permiten convertir o representar bienes y servicios en activos digitales más seguros y maleables.

Veamos por ejemplo BAT (Basic Attention Token), un token asociado a Brave, un navegador web que bloquea por defecto cualquier publicidad, ahorrando tiempo y datos a los usuarios.

A la vez, tiene un sistema propio de publicidad. Aquellas empresas que quieran usarlo deben pagar, y los usuarios que eligen ver esas publicidades reciben a cambio una suma mensual de BAT.

Además, como BAT está creado bajo el protocolo ERC-20 de Ethereum, es interoperable con todos los servicios de esa blockchain. O sea que podés depositar tus BAT en algún servicio DeFi y recibir un interés a cambio.

De esta forma, algo tan abstracto como la “atención” de los usuarios se convirtió en un token y dio pié a una pequeña economía.

La tokenización no tiene límites, por eso ya existen tokens que representan vacas (Bitcow), oro (PaxGold), cartas coleccionables digitales (Gods Unchained), dólares (DAI, USDC), parcelas de tierra digitales (Decentraland) y hasta tokens que representan otros tokens (WBTC, WETH, tBTC).

reward 0%