Volver al inicio
Los Bitcoins

En el sistema monetario tradicional, los Estados imprimen dinero de curso legal cuando quieren o necesitan. De algún modo, los pesos o los dólares son “infinitos”.

En cambio, no habrá más de 21 millones de bitcoins, y ya se minaron alrededor de 18 millones. No obstante, al menos llevará otro siglo minar los bitcoins restantes.

¿Por qué el cambio de ritmo? Bitcoin se diseñó de modo tal que la cantidad que cobran los mineros se reduce a la mitad cada cuatro años, por un proceso llamado halving.

Halving: Relación bitcoin minados y recompensa a mineros
A diferencia del dinero tradicional, los bitcoins no se imprimen sino que se minan. Y ese trabajo es recompensado.

En mayo de 2020, la recompensa pasó de 12,5 a 6,25 bitcoins por cada bloque minado.

Por eso los bitcoins son bienes digitales cada vez más escasos, dado que cada día que pasa quedan menos por generar y hay que hacer un esfuerzo mayor para minarlos.

Qué tienen de especial los bitcoins

  • No se imprimen: se minan.
  • Cada bitcoin es único, no puede ser falsificado ni duplicado ni alterado.
  • Son divisibles, y actualmente se puede operar hasta con 8 decimales de bitcoin.
  • Además, son convertibles a pesos, dólares o cualquier moneda de curso legal.
  • No ocupan espacio, así que no hay límite físico para almacenarlos o transferirlos.
  • Las operaciones se hacen sin intermediarios y con bajas comisiones de red, y además no comprometen información personal: son seguras e irreversibles.
  • No hay días, horarios ni sitios: Bitcoin funciona todo el tiempo y en todos lados.
  • Por la ingeniería de la red, las cuentas en bitcoins no pueden ser congeladas, y los pagos no pueden ser bloqueados ni cancelados.
  • Es un tipo de dinero digital con el que no se puede contraer deuda.
  • Su valor no depende de la inflación de un país ni de decisiones empresariales.
Anterior artículo
Siguiente artículo

reward 0%