Volver al inicio
Qué son las direcciones Bitcoin

Para operar en Bitcoin se necesita crear una dirección que, como en el correo electrónico, se usa para distinguir una cuenta de otras.

Las direcciones son únicas, se generan mediante procesos matemáticos aleatorios y están compuestas por entre 26 y 35 caracteres alfanuméricos.

Obtener una dirección Bitcoin es un proceso gratuito y no hay límite en la cantidad que cada persona puede manejar.

El método más sencillo es a través de billeteras o wallets: aplicaciones o servicios web que permiten operar con criptomonedas y que brindan direcciones al registrarse en ellos.

Aunque los usuarios avanzados prefieren manejar sus direcciones sin recurrir a wallets, para tener control completo. Esto es un poco más complejo, pero no es nada imposible.

Cómo se ve una dirección bitcoin: claves privadas y públicas
La clave pública funciona como un “número de cuenta” y la privada se usa para firmar las operaciones.

Claves públicas y claves privadas

Las direcciones Bitcoin están formadas por pares de claves: una privada y una pública.

La clave pública se usa para generar una o más direcciones que funcionan de forma similar a una CBU o dirección de email: sirven para distinguir cada cuenta de las demás.

Esta parte se comparte al operar, ya que no compromete el acceso a los fondos. Y como tiene una forma compleja, puede reemplazarse por un código QR que la simplifique.

La clave privada funciona más como una contraseña, se usa para firmar digitalmente las transacciones y se debe mantener secreta, ya que es la verdadera llave a los fondos.

Estas claves tienen la forma de una cadena de caracteres alfanuméricos pero también pueden traducirse a una serie de palabras clave.

Clave pública y clave privada en wallets de bitcoin
La clave privada debe mantenerse secreta, ya que permite acceder a los BTC almacenados en nuestra dirección.

Existen muchos servicios digitales para almacenar claves. Algunos en línea y otros en dispositivos electrónicos específicos, similares a los pendrives.

De todas maneras, la recomendación siempre es anotar la clave privada en un papel y protegerla. Hasta hay quienes la graban en metal, por si sufren un incendio o inundación.

Es que perder u olvidar la clave privada significa perder el acceso a los bitcoins.

Anterior artículo
Siguiente artículo

reward 0%