Volver al inicio
Trading: qué es y qué tipos hay

El trading es, básicamente, una herramienta para multiplicar nuestro capital. Aunque es una técnica compleja, parte de un fundamento muy básico: comprar barato y vender caro.

El trading, como indica su nombre, es el constante intercambio (trade) de activos para agregar valor a un portafolio, y su principio es el de comprar un activo a un precio y luego venderlo a otro más caro para obtener una ganancia.

Tipos de traders
Las formas de hacer trading son diversas, y dependen entre otras cosas del tiempo disponible de cada inversor.

Scalping

Quienes usan esta técnica de trading intradía compran activos y los mantienen sólo por unas horas, minutos o apenas segundos, para luego cerrar una operación de venta. Estos traders no buscan unos cuantos puntos sino una subida de tendencia. Y en cuanto remontan la ola, cierran la operación y venden. Son, por lo tanto, traders de muy corto plazo, que realizan muchas operaciones en el día y tienen un retorno muy pequeño por cada una.

Daytrading

En el trading interdiario, las operaciones también se realizan en el mismo día, pero los traders se toman unas horas antes de cerrarlas. Tampoco es que esperen al día siguiente para ver el fruto de la operación: como suelen tener posiciones abiertas en uno o más instrumentos cuyas cotizaciones pueden caer en cualquier momento, apuestan por cerrar todas las negociaciones el mismo día.

Swing trading

Este estilo de trading es para quienes son más pacientes en sus operaciones y esperan unos días hasta que la tendencia en el mercado llegue al punto deseado. Requiere de tranquilidad y confianza en la elección de lo que se invierte, ya que el trader no siempre estará conectado. Es necesario también mantener la calma incluso si el mercado no muestra el proceso deseado en el corto plazo, y mantener el proceso abierto incluso unas semanas si es necesario. Si sos impaciente, no es recomendable que escojas este método.

Position trading

El tradeo de posiciones a largo plazo es un estilo de trading donde puede tomar meses o incluso años cerrar la operación. De todos los métodos, es el que requiere mayor frialdad y capacidad de ignorar las opiniones externas sobre las tendencias en el mercado, para dejar así abiertas las posiciones a la espera de la mejor oportunidad para cerrar.

Anterior artículo
Siguiente artículo

reward 0%