Volver al inicio
¿Qué son las criptomonedas y para qué sirven?
1/6/20

¿Qué son las criptomonedas? ¿Es lo mismo que "moneda digital"?

‍Criptomonedas es el nombre dado a las monedas digitales que usan blockchain, una tecnología que facilita las operaciones de transferencia de valor y al mismo tiempo las protege.

Son una forma de dinero digital con validez tanto en sus comunidades cripto (la red Bitcoin o la de Ethereum, por ejemplo) como en los mercados tradicionales de productos y servicios, donde su uso fue creciendo desde que en 2009 apareció Bitcoin, la primera criptomoneda.

Las transacciones están protegidas con métodos de encriptación, lo que las vuelve muy difíciles de vulnerar, y ocurren en redes que usan tecnología blockchain o de "cadena de bloques", que asegura que esos registros tampoco pueden ser adulterados.

Sin embargo, los usuarios pueden operar de forma privada, rápida y sencilla, y permanecer anónimos ante el resto de la red, que además no está intervenida por ningún gobierno, empresa o institución.

Son lo más parecido al efectivo digital, una forma de dinero perfecta para la era de Internet.

¿Cómo funcionan las criptomonedas? ¿Qué es la blockchain?

Cuando hablamos de blockchains o cadenas de bloques nos referimos a una forma particular de organizar información, usualmente en un formato de base de datos, con la característica distintiva de que los datos que contiene una blockchain se ordenan en bloques sucesivos, conectados cada uno con el anterior.

Cada bloque puede albergar cierta cantidad de información, y está identificado por una cifra alfanumérica generada por una función de hash. Las funciones de hash son un tipo de algoritmo criptográfico que crea un identificador alfanumérico específico para esa pieza de información. Bitcoin, por ejemplo, utiliza el algoritmo SHA256, mientras que en Ethereum se usa el Ethash.

En caso de que la información de un bloque sea alterada, incluso en lo más mínimo, el identificador también se modificará. De esta forma, el número de hash permite saber si determinado conjunto de información sufrió algún cambio o manipulación.

La primera blockchain fue la de Bitcoin, y por lo tanto apareció al mismo tiempo y comparte creador: Satoshi Nakamoto. Si querés saber más sobre el desarrollo de Bitcoin y cómo funciona su cadena de bloques, podés leer este capítulo de nuestra Guía Bitcoin.

Desde la aparición pública de Bitcoin en 2009, las ideas y los usos en torno a las blockchains se popularizaron de tal forma que la suya fue replicada para usarse en un montón de nuevas criptomonedas e incluso para otras herramientas.

Pese a ser la primera, la cadena de bloques de Bitcoin no es la única. Cada criptomoneda que apareció después tuvo la suya. Esto fue así hasta la aparición de Ethereum, que creó un tipo de plataforma que permite crear criptomonedas compartiendo la misma cadena de bloques. Si querés saber más sobre la tecnología detrás de Ethereum, te recomendamos ver esta sección de nuestra Guía Ethereum.

¿Cuales son las criptomonedas más comunes?

‍Bitcoin, la primera criptomoneda

‍Bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto, una persona o un grupo de personas propuso y creó en 2008 una moneda digital completamente libre, sostenida por sus usuarios mediante una red descentralizada.

Una de sus principales innovaciones fue la tecnología sobre la que funciona: blockchain, que permite crear registros inmodificables de cada transacción, gracias a un sistema de criptografía y problemas matemáticos.

Esta moneda, el bitcoin (BTC), sirve como unidad de valor, como método de resguardo de fondos y también como instrumento para realizar transferencias y pagos.

Incluso, muchos usuarios la utilizan como forma de especulación financiera, ya que su precio fluctúa permanentemente en base a los movimientos de oferta y demanda, a su utilidad y a su escasez. Si querés saber cómo se forma el precio del Bitcoin, podés revisar este artículo de nuestra Guía Bitcoin.

Ethereum, un universo de posibilidades 

El programador ruso Vitalik Buterin describió el funcionamiento de Ethereum en un whitepaper a finales de 2013. Buterin era un activo programador y miembro de la comunidad cripto que estaba convencido de que Bitcoin necesitaba un lenguaje de programación para desarrollar aplicaciones sobre la blockchain.

Como su propuesta para modificar Bitcoin no fue adoptada, Vitalik decidió crear una plataforma nueva. En enero de 2014 anunció el proyecto Ethereum y al poco tiempo comenzó el desarrollo junto a otras cuatro personas, con quienes creó una fundación, ubicada en Suiza.

El principal objetivo de este grupo de trabajo era construir un sistema que permitiese crear contratos programables que ante una orden de entrada devuelvan una orden de salida, y que al estar escritos en la blockchain sean inmutables, es decir, que no se puedan modificar. Son los que ahora conocemos como smart contracts.

Este desarrollo aportó los elementos necesarios para la creación de aplicaciones descentralizadas, también conocidas como dapps.

¿Cuál es la diferencia entre un token y una criptomoneda?

Llamamos criptomonedas a las monedas digitales que funcionan en base a redes blockchain. Bitcoin creó su propia cadena de bloques para su criptomoneda, el bitcoin o BTC. Ethereum es otra red distribuida con su propia criptomoneda, el ether o ETH.

La diferencia más sustancial es que el token no posee su propia red sino que es creado sobre una blockchain ya existente. La red Ethereum, aunque tiene su criptomoneda, permite también que se creen otros tokens con valor económico a partir de sus protocolos ERC-20 y ERC-721.

Estos tokens sirven para simbolizar algún tipo de activo, bien o ticket de participación dentro de una comunidad digital específica. Y otros pueden cumplir otras funciones, ya que existen diversos tipos de tokens, cada uno con una utilidad precisa. Si querés saber más sobre los distintos tokens que existen, podés leer este artículo.

Una forma sencilla de averiguar cuál es token y cuál es criptomoneda es revisando CoinMarketCap, el sitio web de referencia para el ecosistema cripto. En él podés ver todos los proyectos cripto listados y obtener más información sobre cada uno. Podés incluso filtrar solamente los tokens, y hasta ver sobre qué red blockchain está montado cada uno.

Características de las criptomonedas

‍El prefijo cripto surge porque estas monedas utilizan criptografía en las transacciones entre usuarios, y ese método matemático vuelve seguro el envío de información (o fondos) entre un emisor y un receptor.

Bitcoin, la primera criptomoneda, es un desarrollo de código abierto, por lo que muchos programadores tomaron ese código y lo copiaron para programar sus propias monedas digitales. Así surgieron un montón de alternativas, que van desde proyectos con muchísimas aplicaciones como Ethereum hasta las famosas stablecoins, que mantienen su partidad con otro activo (por lo común el dóalr estadounidense).

A todas esas criptomonedas que no son Bitcoin también se las llama altcoins, y su cantidad varía permanentemente, dado que todo el tiempo surgen nuevas y otras desaparecen.

Aunque cada una tiene sus características distintivas y sus propias cotizaciones, en términos generales, las criptomonedas cumplen las siguientes reglas:

  • Su sistema no requiere una autoridad central y su red funciona de manera distribuida.
  • Se lleva una base de datos sobre las unidades de criptomoneda existentes y sus propietarios, aunque no se consigna información privada sobre ellos.
  • El sistema define si se pueden crear nuevas unidades de criptomoneda, cómo se hace y de qué manera se establece la propiedad de ellas.
  • Las personas pueden transferirse entre sí la propiedad sobre una unidad de criptomoneda y sus fracciones.

Por su naturaleza, las criptomonedas son una de las tecnologías más interesantes del presente, y entender cómo funcionan es una de las claves para comprender su impacto en la nueva economía global.

Recordá que podés encontrar información ampliada sobre cómo funcionan y para qué sirven las criptomonedas en nuestra Guía Bitcoin: un viaje al planeta Cripto.

¿Cómo puedo comprar criptomonedas? 

​​Para comprar criptomonedas desde Argentina y en pesos podés usar tu wallet de Ripio. Para eso, ingresá a tu cuenta y depositá saldo. Podés hacerlo por transferencia bancaria, a través de Mercado Pago o con un pago en efectivo en sucursales de Pago Fácil y RapiPago. Cuando tengas saldo disponible vas a poder comprar cripto en Ripio de la forma más rápida y simple.

Tené en cuenta que aunque la compra y tenencia de criptomonedas no están reguladas en Argentina, hay operaciones y saldos que pueden quedar alcanzados por impuestos. Buscá siempre la información actualizada sobre regulación.

Supongamos que querés comprar una cantidad de bitcoins (no hace falta comprar uno entero, podés operar hasta con 8 decimales). Podés ir a tu Billetera y en el módulo de Bitcoin elegir Comprar. El mismo procedimiento tenés que hacer si querés comprar USDT u otras stablecoins, criptomonedas estables que mantienen su precio alrededor del dólar estadounidense, evitando la volatilidad del precio de BTC, ETH y otras criptos.

Actualmente, además de BTC y ETH, en Ripio podés podés operar con altcoins como LTC, UNI, DOGE, LINK, BAT, AAVE, CHZ o UBI, además de las principales stablecoins del mercado (USDC, DAI, USDT) y hasta tokens de juegos play-to-earn y experiencias de metaverso (como AXS y SLP, de Axie Infinity, o MANA, de Decentraland). Además, podés comprar o conseguir RPC (Ripio Coin), nuestro token de comunidad.

Cuando decidas qué cripto querés comprar, nuestra plataforma te va a pedir que ingreses el monto deseado y que aceptes las condiciones de la compra, como las comisiones o los mínimos para operar. Después de confirmar la transacción, tus primeras criptomonedas se te acreditarán en unos minutos.

Si querés más detalles de cómo realizar una compra, revisá esta guía. Y no olvides que si tenés alguna duda sobre cómo operar con criptomonedas, podés contactarte con nosotros.